Sociedad

¿Por qué la Semana Santa cae en fechas distintas?

Éstos los días fueron considerados inhábiles o de asueto a partir de la época del emperador romano Teodosio, quien en el año 438 decretó en el Codex Theodosianus que los asuntos de gobierno debían ser suspendidos durante los días santos.
Alba Velasco
14 abril 2014 15:47 Última actualización 15 abril 2014 5:10
Etiquetas
Codex Theodosianus CORTESÍA

El emperador romano Teodosio decretó en el año 438 en el documento Codex Theodosianus que los asuntos de gobierno debían ser suspendidos durante los días santos. (Cortesía)

CIUDAD DE MÉXICO. Año con año esperamos las vacaciones de Semana Santa, sabemos que por lo menos son dos días -jueves y viernes santo- los que se consideran inhábiles. Pero, ¿por qué son considerados días de asueto?, y ¿por qué se celebran en estas fechas?

La Semana Santa es un tiempo que cambia según el año, esto se debe a que en el Concilio de Nicea, en el año 325, se promulgó que la Pascua cristiana (la Resurrección de Cristo) se celebraría "el primer domingo después de la primera luna llena durante o después del equinoccio vernal".

En consecuencia, astronómicamente, la Pascua nunca puede caer antes del 22 de marzo ni después del 25 de abril.

El descanso en Semana Santa es el resultado de la aplicación del Derecho consuetudinario, es decir, que los usos y costumbres se transforman en normas jurídicas que no están establecidas en ninguna ley pero se cumple porque en el tiempo se ha hecho costumbre cumplirla.

Bajo este principio, los días de la Semana Santa fueron considerados inhábiles o de asueto a partir de la época del emperador romano Teodosio, quien en el año 438 decretó en un documento llamado Codex Theodosianus que los asuntos de gobierno debían ser suspendidos durante los días santos.

Al globalizarse el calendario romano y el catolicismo, se mantuvieron como inhábiles los días de Semana Santa.

En México, de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, jueves y viernes de la Semana Santa no son inhábiles, si una empresa decide laborar esos días no está penado que lo haga.

La celebración de la Semana Santa tiene su origen en un documento titulado Itinerarium-Peregrinatio ad loca sancta, fue descubierto en el interior de un monasterio italiano a fines del siglo XIX; este documento –actualmente resguardado en la biblioteca del Vaticano- contiene descripciones detalladas de las celebraciones que se siguen durante la Semana Santa.

Este documento fue creado por una mujer llamada Aetheria o Egeria, que además representa el primer escrito de una mujer en Occidente del que se tenga registro, en él, se describe la costumbre de recrear algunos pasajes de la pasión de Cristo.

Para el catolicismo, la recreación para conmemorar la Semana Santa está descrita en dos documentos: la constitución apostólica Sacrosantum Concilium (redactada en 1963) y la Carta Circular sobre las Fiestas Pascuales, escrita por la Congregación para el Culto Divino en 1988.