Sociedad

Ordenan al GDF transparentar recursos captados por la Supervía

El 1% de los ingresos por la Supervía deben aplicarse para el rescate de barrancas por los próximo 30 años, según un acuerdo firmado por la anterior titular de Medio Ambiente.
Rafael Montes
13 julio 2014 19:3 Última actualización 14 julio 2014 5:0
Hay un compromiso firmado para asignar el 1% de los recursos recabados por la Supervía poniente al rescate de barrancas. (Braulio Tenorio)

Hay un compromiso firmado para asignar el 1% de los recursos recabados por la Supervía poniente al rescate de barrancas. (Braulio Tenorio)

CIUDAD DE MÉXICO. El uno por ciento de lo recaudado en peajes de la Supervía debe destinarse al rescate de barrancas del poniente de la ciudad, por lo que la Secretaría del Medio Ambiente del GDF está obligada a informar si esos recursos han sido aplicados con ese objetivo, tal como lo ordenó el Instituto de Acceso a la Información Pública del DF (InfoDF).

Al resolver un recurso de revisión, el pleno del InfoDF determinó que la dependencia que encabeza Tanya Müller deberá entregar en los próximos días la información solicitada por un ciudadano, el cual pidió conocer en qué se ha aplicado el dinero que la concesionaria OHL, tiene que entregar cada mes por concepto del uno por ciento del peaje recaudado de quienes usan esa vialidad de cuota.

Ese monto, más una aportación inicial de 50 millones de pesos, fue establecido en 2010 en el resolutivo a la Manifestación de Impacto Ambiental, por la entonces titular de Medio Ambiente, Martha Delgado, como compensación de la obra construida sobre la Barranca de Tarango.

La aportación inicial de 50 millones de pesos, así como el uno por ciento de lo recaudado “se destinará al mantenimiento y preservación de Áreas de Valor Ambiental y Áreas Naturales Protegidas”.

El peaje es de 32 pesos, a excepción del tramo Las Aguilas - Santa Fe que mantiene un costo promocional de 20 pesos. El tramo Luis Cabrera, al inicio de Supervía cuesta 12 pesos.

En la zona existen 33 barrancas catalogadas como Áreas de Valor Ambiental, así como el parque ecológico La Loma, un Área Natural Protegida, que recibirían los recursos.

Los montos deberán ser depositados en el Fondo Ambiental Público, que administra la Secretaría del Medio Ambiente, durante los 30 años que dura la concesión.

La Supervía Poniente abrió su primer tramo en octubre del 2012.

Ante la solicitud del ciudadano, la Sedema negó conocer esos recursos y lo envió a la Secretaría de Finanzas para que respondiera. Ante la inconformidad en la respuesta, el InfoDF dio la razón al solicitante.