Sociedad

Normalistas 'clausuran' oficinas de la Secretaría de Educación en Guerrero

Desde temprana hora, el grupo de manifestantes tomaron la caseta de cobro de Palo Blanco y retuvieron camiones y camionetas distribuidoras de productos alimenticios; empleados de la dependencia informaron que buscarán una sede alterna para continuar con los trabajos.
Rosario García Orzco/Corresponsal
08 enero 2015 15:50 Última actualización 08 enero 2015 16:5
Chilpancingo

Durante la toma de la caseta de 'Palo Blanco' los manifestantes saquearon los camiones de productos. (Cuartoscuro)

CHILPANCINGO. Estudiantes normalistas de Ayotzinapa y la UPN declararon clausuradas las oficinas de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y metieron vehículos que habían sido retenido desde temprana hora sólo para romperles los parabrisas y pintar su carrocería.

En los vehículos pintaron la amenaza "si vuelven abrir, quemamos". Por el temor de que pudieran agredir a los cerca de 3 mil trabajadores, el inmueble fue desalojado y anunciaron que así permanecerá de quienes se advirtió no regresarán a las oficinas hasta que se valoren las condiciones de seguridad.

Desde temprana hora, el grupo de manifestantes tomaron la caseta de cobro de Palo Blanco y como es costumbre estuvieron cobrando por el acceso a los vehículos para después retener camiones y camionetas distribuidoras de productos alimenticios y saquearlos, además de llevarse dos vehículos oficiales.

Uno de los vehículos fue colocado en el acceso principal y posteriormente retirado por personal de Protección Civil; mientras que el segundo por el personal de la Secretaría de Educación, pero finalmente las rejas quedaron cerradas, hasta que haya las condiciones para que regresen a trabajar.

Martín Sánchez trabajador de servicios Generales de la SEG informó que seguramente continuarán con sus labores en sedes alternas, hasta en casas particulares de manera indefinida porque, señaló, el trabajo no se puede parar.

Los inconformes cubiertos de los rostros también acudieron a una estación de radio de Chilpancingo y a través de los micrófonos denunciaron que a tres meses de la desaparición de los Normalistas de Ayotzinapa no se sabe nada sobre su paradero, por lo que exigieron a las autoridades federales reforzar las investigaciones y dar respuestas a los familiares de los desaparecidos.