Sociedad

Mireles no respetó acuerdos: Murillo Karam

El Procurador General de la República  señaló que la aprehensión de José Manuel Mireles Valverde, fundador de las autodefensas en Michoacán, obedeció a hechos concretos.
Perla Reséndez / Corresponsal
02 julio 2014 18:13 Última actualización 02 julio 2014 18:19
Jesús Murillo Karam  señaló que la aprehensión de José Manuel Mireles Valverde, fundador de las autodefensas en Michoacán, obedeció a hechos concretos. (Archivo/Cuartoscuro)

Jesús Murillo Karam señaló que la aprehensión de José Manuel Mireles Valverde, obedeció a hechos concretos, ya que no respetó los acuerdos establecidos, violando la ley. (Archivo/Cuartoscuro)

MATAMOROS.- El respeto al estado de derecho ha sido una norma sustancial para este gobierno, aseguró en esta ciudad el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, quien señaló que la aprehensión de José Manuel Mireles Valverde, fundador de las autodefensas en Michoacán, obedeció a hechos concretos.

“Hemos dicho muchas veces que no actuamos en función de personas sino en función de hechos delictivos y cuando podemos atribuirlos a una persona, actuamos inmediatamente sin ver de qué color, raza, creencia”.

En rueda de prensa, tras la reunión de evaluación de la estrategia de seguridad implementada en Tamaulipas, el Procurador General de la República, explicó que Mireles Valverde no respetó los acuerdos que se habían establecido, violando la ley.

“Los hechos concretos en este caso son simples, después de un proceso de concertación en el que hubo determinada tolerancia para una situación específica en Michoacán, el acuerdo fundamental se basó en que a partir de este momento se aplicaría estrictamente la ley, quien no lo cumpla, llámese como se llame, se a de la raza que sea o tenga el credo que quiera, será sancionado y sometido a lo que la ley señala”.

Agregó que en este caso, el fundador de las autodefensas en Michoacán cometió un delito al portar armas que son de uso exclusivo del ejército, “eso es lo que sucedió, el señor cometió un delito, claro, evidente, armado, en términos que la ley no permite, fue consignado ante un juez para que este determine si tiene responsabilidad o no”.