Sociedad

Megamarcha en Acapulco termina con saldo blanco

Alrededor de 25 mil personas participaron en la marcha para exigir el regreso con vida de 43 normalistas desaparecidos; los manifestantes no lograron instalarse en plantón permanente frente al Centro Internacional Acapulco.
Enrique Villagómez/Corresponsal
17 octubre 2014 18:46 Última actualización 17 octubre 2014 18:46
"Exigimos que el gobernador nos los entregue", dijo Clemente Rodriguez Moreno, de la ciudad de Tixtla, es uno de los padres que salió de madrugada de la escuela en la que estudiaba su hijo Cristian Alfonso Rodriguez, de 19 años, uno de los desaparecidos e

Miles de personas marcharon sobre la Costera Miguel Alemán. (Reuters)

ACAPULCO.- Con saldo blanco concluyó la megamarcha que realizaron este viernes en Acapulco alrededor de 25 mil personas entre normalistas, maestros, e integrantes de 44 organizaciones sociales que conforman la Asamblea Popular Nacional, para exigir el regreso con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala.

La multitudinaria concentración, que inició su recorrido con casi dos horas de retraso en la zona poniente de la ciudad, avanzó a lo largo de la costera Miguel Alemán, donde poco a poco se fueron incorporando más contingentes que llegaron de diversas partes del estado, así como de otras entidades del país.

Durante la marcha, los contingentes demandaron castigo ejemplar para todos los involucrados del ataque armado que sufrieron los normalistas en la ciudad de Iguala por parte de la policía municipal, el pasado 26 de septiembre.

También exigieron la destitución y juicio político para el mandatario guerrerense Ángel Aguirre Rivero, así como para el exalcalde de Iguala José Luis Abarca Velázquez, quien fue desaforado por el congreso local en las primeras horas de este viernes en una sesión extraordinaria.

La marcha avanzó a lo largo de la zona turística del puerto, sin realizar ataques ni daños a negocios o personas, aunque algunos jóvenes encapuchados realizaron pintas en cuatro tiendas de conveniencia así como en un supermercado.

A pesar de la fuerte lluvia que por ratos se dejó sentir en la ciudad, la marcha siguió sin detenerse hasta las instalaciones del Centro Internacional Acapulco.

Después de cinco horas de marcha y tras desechar la posibilidad de instalarse en plantón permanente, los diversos contingentes abordaron las unidades que los transportaron hasta este destino de playa para participar en la protesta y regresaron a sus lugares de origen.