Sociedad

Lácteos, importante fuente de calcio y vitamina D: INSP

El Instituto Nacional de Salud Pública señaló que el consumo de yogur, leche y sus derivados representan una importante fuente de energía, sin embargo recomendaron el consumo de productos bajos en grasa para reducir la ingesta de grasa saturada.
Rosalía Servín
18 febrero 2014 17:34 Última actualización 18 febrero 2014 18:11
Etiquetas
Lácteos

Especialistas recomiendan que contenido de azúcares añadidos en productos lácteos, sea mínimo. (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. El yogur, la leche y sus derivados representan una fuente importante de energía, calcio y vitamina D en la población mexicana, pero debe promoverse su consumo bajos en grasa para reducir la ingestión de grasa saturada de la población, advierte un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Al presentar los resultados del análisis “Consumo de productos lácteos en la población mexicana”, resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, representantes de esta institución y el Instituto Danone, señalaron que el consumo promedio de lácteos en el total de la población, aporta en promedio 167.5 kilocalorías, pero entre los consumidores de lácteos es de 238.4, lo que representa el 13.3 por ciento del consumo total de energía al día.

El estudio muestra que la población con reporte de consumo de algún tipo de lácteo el día previo a la encuesta, representó a 70.3 por ciento de la población total del país.

Los lácteos más consumidos por la población fueron la leche entera (47.3 por ciento), crema, quesos, lácteos fermentados y mantequilla en su conjunto (39.6 por ciento) y el yogur, consumido por 8.5% de la población, en tanto que la leche semidescremada y descremada por el 6.6% de personas.

Algunos de los resultados muestran que quienes consumen lácteos presentaron una ingestión significativamente mayor de energía, grasa total, monoinsaturada y saturada, azúcar, calcio, zinc, vitamina A y vitamina D, en comparación con aquellos que no consumen.

Entre los consumidores de lácteos, se reporta, el 35.8 por ciento y el 10.6 por ciento cumplieron con los requerimientos de calcio y vitamina D, respectivamente, en contraste con los no consumidores, entre quienes el cumplimiento de los requerimientos fue de 7.7 por ciento y 2.6 por ciento.

Dado que la leche entera fue el principal lácteo consumido, aunado a la observación de que los consumidores de lácteos tienen una mayor ingestión de grasas saturadas, refleja la necesidad del consumo de leche semidescremada o descremada en lugar de leche entera, señaló Juan Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP.

Abundó que esta recomendación internacional está en línea con las prioridades de salud en México, dadas las prevalencias de sobrepeso y obesidad que siguen siendo altas en niñas y niños.

Es deseable que el contenido de azúcares añadidos sea menor, ya que puede contribuir en la reducción total de energía y por tanto en la pérdida de peso, concluye el estudio.