Sociedad

20 años en construcción y abren la México-Tuxpan con 3 derrumbes

El tramo afectado requirió de una inversión de ocho mil 939 millones de pesos para su conclusión y ya presentó afectaciones tras la fuertes lluvias registradas en los últimos días.
Eduardo Ortega y Carlos Guzmán / Enviados
17 septiembre 2014 15:14 Última actualización 17 septiembre 2014 17:24
La autopista integra seis túneles, doce viaductos y doce puentes, entre los que se destaca el San Marcos, que tiene una longitud de 850 metros. (Imagen tomada de @gruizesp)

La autopista México-Tuxpan integra seis túneles, doce viaductos y doce puentes, entre los que se destaca el San Marcos, que tiene una longitud de 850 metros. (Imagen tomada de @gruizesp)

Pese a que la construcción de la carretera México-Tuxpan requirió de 20 años para concluirse, el presidente Enrique Peña Nieto la inauguró hoy con tres derrumbes, debido a las fuertes lluvias.

Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, informó que fue necesario habilitar tres pequeños pasos temporales, con el objetivo de no retrasar ni un día más la apertura de esta carretera.

"Con motivo de las fuertes y abundantes lluvias que hemos tenido y que estamos teniendo en tres puntos del nuevo tramo se presentaron fuertes deslaves que hicieron necesario habilitar tres pequeños pasos temporales con la misma calidad y la misma seguridad de todo lo demás. Esto con el objeto de no retrasar ni un día más la apertura de esta importante carretera", refirió.


Con la puesta en operación del tramo Nuevo Necaxa-Ávila Camacho, que contó con una inversión de 8 mil 939 millones de pesos, quedó concluido el corredor.

"Este nuevo corredor económico, con una extensión de 280 kilómetros, elevará la movilidad, la eficiencia y la seguridad para el traslado de personas y mercancías, señaló Ruiz Esparza, titular de la SCT

La construcción estuvo a cargo de un consorcio integrado por la española FCC y la mexicana ICA.

En un evento encabezado por Peña, el secretario detalló que la obra integra un corredor logístico entre el Distrito Federal y los estados de México, Puebla, Hidalgo y Veracruz, formando un eje costero con Tamaulipas e, incluso, la frontera norte.

De acuerdo con el funcionario, la nueva obra carretera, con una extensión de 37 kilómetros y cuatro carriles libres de cuota, culmina el corredor México-Tuxpan, el cual reduce el recorrido de 6 horas a 2 horas 45 minutos.

En explicación previa al evento, Jorge Armengol, superintendente de Connet, señaló que dadas las condiciones orográficas y geológicas de la zona, el tramo carretero Nuevo Necaxa-Ávila Camacho, de una longitud de 36.6 kilómetros, es uno de los más accidentados del corredor México-Tuxpan, y cuenta con 6 túneles y 12 puentes.

Los túneles tienen longitudes que van desde los 100 metros hasta mil 340 metros y está el puente San Marcos, hoy nombrado Gilberto Borja Navarrete, que es uno de los más altos de América Latina.

"Estos túneles serán los mas equipados de México en el aspecto de seguridad y servicios al usuario", dijo Armengol.

El corredor carretero, comenzado en febrero 1994 con el tramo Tihuatlán-Tuxpan, está equipado con conectividad por fibra óptica, paneles de mensajes variables, cámaras de circuito cerrado y televisión, estaciones meteorológicas y estaciones de pesaje.

"Durante su construcción se generaron más 2 mil 700 empleos directos y más de 8 mil indirectos fundamentalmente de habitantes de esta región. Se invirtieron adicionalmente 250 millones de pesos para renovar 66 kilómetros de tramos carreteros que ya se encontraban muy dañados", informó Ruiz Esparza.