Sociedad

Iglesia ofrece mediar en caso Iguala

Para alcanzar acuerdos entre normalistas de Ayotzinapa y maestros, el arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, ofreció mediar para que cesen los actos vandálicos.
Enrique Villagómez/ Corresponsal
18 noviembre 2014 17:59 Última actualización 18 noviembre 2014 17:59
Iglesia Acapulco. (El Financiero)

Iglesia Acapulco. (El Financiero)

ACAPULCO.- El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, ofreció la intermediación de toda la Iglesia Católica de Guerrero para alcanzar acuerdos con maestros y normalistas de Ayotzinapa, y con ello evitar que se continúan realizado acciones vandálicas que están afectando a toda la sociedad.

Durante la presentación del evento denominado “Semana por la Paz” que se llevará a cabo por segunda ocasión en Acapulco del 20 al 28 de noviembre, y donde se tiene contemplada la realización de diversas actividades encaminadas a la construcción de la paz en este destino de playa, el jerarca católico aseguró que “ya se está haciendo lo necesario para establecer un dialogo con maestros y normalistas de Ayotzinapa, con el objeto de ayudarlos a encontrar una solución a los problemas que viven”.

“La Iglesia ha estado muy de cerca con ellos a través de los acompañamientos espirituales y los servicios religiosos que han realizado para orar por el regreso con vida de todos los desaparecidos. Ahora lo que intentamos es acercarnos más a ellos para ayudarlos a reflexionar y a encontrar la mejor solución a la problemática por la que atraviesan”, explico Garfias Merlos.

En la conferencia de prensa, el prelado de la Iglesia Católica aunque se solidarizó con todas las familias que no encuentran la tranquilidad ni la paz personal por la desaparición de sus hijos, los convocó a reflexionar seriamente si es correcto el camino que hasta ahora han tomado para manifestar su impotencia por la pena que sufren.

“Nosotros pedimos unirnos en oración para pedir por el regreso con vida de todos esos jóvenes, pero también queremos exhortar a los padres, a los maestros y a los propios estudiantes para que ya no sigan realizando más acciones que afecten a muchas familias que dependen de su trabajo como única manera de subsistencia para sus familias”, dijo.