Sociedad

Hay 64 lenguas indígenas en riesgo de extinción

De no incorporar su enseñanza al Sistema Educativo Nacional, se les estaría condenando a la desaparición, advierte Javier López, director general del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas.
Rosalía Servín
08 julio 2014 22:4 Última actualización 09 julio 2014 5:0
Niñas michoacanas (Rosalía Servín)

Rubí y Socorro son niñas michoacanas que ya aprenden en la lengua de sus padres. (Rosalía Servín)

CIUDAD DE MÉXICO. De las 364 variantes lingüísticas que existen en el país, alrededor de 64 están en muy alto riesgo de perderse debido a que existen menos de 100 hablantes de las mismas, lo cual habla de la imperiosa necesidad de impulsarlas, siendo la educación la vía para lograrlo.

Así lo aseguró Javier López, Director General del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, quien recordó que el Plan Nacional de Desarrollo prevé el establecimiento de políticas que permitan incorporar la enseñanza de esas lenguas al Sistema Educativo Nacional.

Se congratuló de que el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), desarrollara materiales que promueven la diversidad lingüística y cultural aprovechando las tecnologías de la información.

Son juegos y materiales didácticos que apoyan la educación básica y la alfabetización digital, contribuyendo a reducir la brecha que aísla a la población indígena, y a la vez fomenta las lenguas maternas.

El trabajo corrió a cargo del Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco del CIESAS, y que ahora busca tener presencia en cada una de las escuelas con alumnos hablantes de lenguas indígenas.

Frida Villavicencio, coordinadora del laboratorio, destacó que estos materiales ya están a disposición de las autoridades, por lo que ahora el reto es lograr que sean reproducidos y distribuidos en cada una de las escuelas.

Para Agustín Escobar, director del CIESAS, parte del trabajo de este centro es el combate a la precarización de las lenguas indígenas, y el realizar la transformación en el proceso de aprendizaje de los niños sin duda contribuirá en este proceso.

El INEGI señala que sólo el 4.8 por ciento de los hogares indígenas tienen acceso a una computadora, muy por debajo del 20.8 por ciento que se registra a nivel nacional.

A esto se suma el 82.7 por ciento de niños hablantes de lenguas indígenas entre los 12-14 años que asiste a la escuela, comparado con el 90.7 que lo hace a nivel nacional. Y si bien el 92.1 por ciento de los niños de entré 6 y 11 años tienen oportunidad escolar aún se mantiene por debajo del 96.9 por ciento que alcanza el país en general, lo que habla del rezago que aún prevalece en este sector poblacional.

Para Matilde Hernández, maestra de primaria en Zitácuaro, Michoacán, estas herramientas contribuyen a la permanencia de sus lenguas.

“Es una gran oportunidad de acercamiento. Muchos niños renegaban de su lengua y ahora con esto la han retomado”, admite Matilde, al destacar la importancia de estos trabajos.

Rubí y María del Socorro son dos niñas michoacanas que hablan náhuatl, y coinciden en que este tipo de juegos y materiales, les han ayudado a aprender aún más de su lengua de una forma divertida.

“Yo casi no hablo mi lengua, me cuesta mucho trabajo, pero me divierto y la practico”, admite Rubí.

Por su parte, Socorro asegura que ella domina muy bien su lengua, al igual que el español, pero que es muy bonito saber que puede aprender en su lengua de origen, para nunca dejar de hablarlo, tal como lo han hecho sus padres.

proporcion_personas