Sociedad

Grupos delictivos provocaron violencia en Chilapa, Guerrero

Las bandas autodenominadas como “Los Rojos”, “Los Ardillos” y “Guerreros Unidos” son las responsables de la violencia en Chilapa de Álvarez, en Guerrero, afirma el Secretario de Seguridad Pública y Protección Civil estatal, Leonardo Vázquez Pérez.
Enrique Villagómez/Corresponsal
13 julio 2014 15:22 Última actualización 13 julio 2014 15:39
Fuerzas policiales se enfrentó a un comando armado en Guerrero. (Cuartoscuro/Archivo)

Pobladores de Chilapa de Álvarez continúan aplicando el “toque de queda voluntario” que se auto impusieron desde el miércoles pasado. (Cuartoscuro/Archivo)

ACAPULCO.- La disputa que mantienen los integrantes de tres grupos delictivos en la zona centro de Guerrero, provocó la ola de violencia que afectó durante los últimos días a la ciudad de Chilapa de Álvarez, afirmó el Secretario de Seguridad Pública y Protección Civil (SSPyPC) Leonardo Vázquez Pérez.

El funcionario ubicó a las bandas autodenominadas como “Los Rojos”, “Los Ardillos” y “Guerreros Unidos”, como las responsables de los enfrentamientos armados que se han presentado durante los últimos dos meses en diferentes municipios de la zona centro del estado, y sobre todo en Chilapa de Álvarez, donde la disputa por el “control de la plaza” registro la muerte de 14 personas en menos de 30 horas.

“Hay confrontación de varios grupos delincuenciales que operan en la zona centro, y estamos hablando de Los Rojos, Los Ardillos, y Guerreros Unidos. Es una confrontación que traen esos grupos de la delincuencia organizada, pero a nosotros no nos interesa de qué grupo sean, porque vamos a seguir realizando operativos y el grupo que sea y el grupo que nos encontremos le vamos a aplicar la ley”, afirmó el secretario de seguridad pública estatal.

El miércoles pasado se registró un enfrentamiento entre elementos de la policía estatal e integrantes de un grupo delincuencial, que dejó como saldo siete presuntos sicarios y un policía estatal muertos, y además de un menor de edad detenido y el aseguramiento de armas de alto poder, balas, chalecos tácticos, vehículos de lujo y teléfonos celulares.

Durante el fin de semana arribaron a Chilapa decenas de elementos de la Fuerza Estatal, Policías Federales y del Ejército para asumir el control de la seguridad en ese municipio que se ubica en la entrada a la zona de la montaña guerrerense, mientras que la población continua aplicando el “toque de queda voluntario” que se auto impusieron desde el miércoles pasado.

“Por parte del gobierno del estado no hay ningún comunicado en ese sentido y desconozco si el gobierno municipal lo haya realizado, pero creo que esto puede ser producto de la psicosis que hay entre la población de ese municipio por los enfrentamientos que sucedieron entre martes y miércoles”, consideró el funcionario.

Asimismo informó que las operaciones de seguridad en Chilapa serán por tiempo indefinido, y recomendó tomar precauciones a las personas que piensen viajar hacia ese municipio, evitando hacerlo durante la noche.