Sociedad

Gobernador de Guerrero acuerda mesa de diálogo con familiares de normalistas

Luego de participar una marcha para exigir justicia por el caso de los normalistas desaparecidos, Rogelio Ortega firmó una serie de compromisos así como la instalación de una mesa de diálogo con algunos de los padres de familia de los jóvenes para el próximo 11 de diciembre en Ayutla.
Rosario García Orozco/corresponsal
05 diciembre 2014 18:27 Última actualización 05 diciembre 2014 18:27
El gobernador participó hoy en una marcha que exige justicia por la desaparición de los normalistas. (Rosario García)

El gobernador participó hoy en una marcha que exige justicia por la desaparición de los normalistas. (Rosario García)

AYUTLA.- Familiares de normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre en el municipio de Iguala, y el gobernador Rogelio Ortega Martínez acordaron instalar una mesa de diálogo el próximo jueves 11 de diciembre en el zócalo de esta ciudad.

El mandatario estatal presidía un evento público en la cabecera municipal de Ayutla, cuando irrumpieron en el lugar los padres de algunos de los jóvenes desaparecidos que realizan jornadas informativas en esa ciudad.

Ortega Martínez se acercó a los manifestantes y los convocó a dialogar, al recordarles que ha sido respetuoso de sus movilizaciones, así como de las manifestaciones de los profesores de la CETEG y otras organizaciones, que tienen la misma exigencia.

Luego de dos horas de diálogo entre los padres y el gobernador, se acordó instalar una mesa de diálogo el próximo jueves 11 de diciembre en esa misma ciudad con parte de su gabinete.

También se concretó la solicitud para el retiro de los retenes en las inmediaciones de Ayutla, así como la atención de la demanda social por parte de dependencias y organismos estatales para superar los rezagos y mejorar la calidad de vida de los habitantes de ese municipio de la Costa Chica de Guerrero.

Rogelio Ortega marchó con los manifestantes por varias calles del centro de Ayutla con una lona en la que se pide la presentación de los normalistas desaparecidos. Al arribar al zócalo dijo que para restablecer la paz en Guerrero primero debe haber justicia, por lo que reafirmó los compromisos pactados firmados en una sencilla libreta de los líderes de la protesta.

El gobernador de Guerrero se retiró del lugar y se trasladó a Cruz Grande para continuar con su gira de trabajo.