Sociedad

GDF indaga presunta corrupción en la delegación Benito Juárez

La Contraloría del Gobierno del Distrito Federal abrió una investigación a raíz de que dos funcionarios viajaron al Mundial de Brasil 2014 financiados por un supuesto proveedor de software de la demarcación.
Rafael Montes
07 julio 2014 14:34 Última actualización 07 julio 2014 14:34
Jorge Romero, jefe delegacional BJ CUARTOSCURO

La administración de Jorge Romero, jefe delegacional en Benito Juárez, está bajo investigación por parte de la Contraloría del GDF. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La Contraloría General del DF investigará los presuntos actos de corrupción en la administración del gobierno delegacional en Benito Juárez, que encabeza el panista Jorge Romero, que al parecer permitieron que dos funcionarios viajaran a Brasil al Mundial de Fútbol 2014.

El jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, informó que dio la instrucción de que esa dependencia capitalina atraiga la investigación e indague a personajes y operaciones realizadas en el interior del gobierno delegacional.

De acuerdo con algunas versiones, los panistas Sergio Eguren y Rafael Medina Pederzini, ahora ex funcionarios de la demarcación, viajaron a Brasil financiados por un supuesto proveedor de software de la delegación, quien presuntamente resultó beneficiado por ellos en la adquisición de ese producto para el funcionamiento de una nueva oficina de atención ciudadana de la sede delegacional.

Eguren y Medina permanecen presos en Brasil junto con dos personas más por haberse liado a golpes con el esposo de una mujer a la que supuestamente toquetearon en la calle tras el partido celebrado entre México y Holanda, el domingo antepasado.

La suposición del financiamiento privado para el viaje de los funcionarios públicos, que se encontraban en su periodo vacacional según la versión del jefe delegacional en Benito Juárez, surgió porque el cuarto personaje detenido es el representante legal de la empresa Oracle, a la que se señala de ser proveedora de la delegación.

Aunque no se ha comprobado el favoritismo que presuntamente benefició a la empresa, Mancera Espinosa dijo que la Contraloría del gobierno central ya se encarga de la indagatoria.

Jorge Romero, mandatario delegacional, negó en conferencia de prensa que la empresa Oracle sea proveedora de su gobierno, pero el acceso al sitio web donde se publican los contratos fue aparentemente restringida.