Sociedad

Fiscalía de Guerrero inicia investigaciones sobre el homicidio de 11 personas 

La dependencia informó que durante la madrugada de este jueves una llamada anónima a la línea de emergencias 066, alertó sobre la presencia de 11 cuerpos decapitados que estaban tirados a la orilla de la carretera, y cuyas edades fue estimada entre los 20 y 25 años de edad.
Enrique Villagómez/Corresponsal
27 noviembre 2014 14:45 Última actualización 27 noviembre 2014 14:46
Elementos del Ministerio Público Federal realizan trabajos de investigación para determinar su los restos hallados en una nueva fosa en el tiradero perteneciente al municipio de Cocula son de los 43 normalistas desparecidos en septiembre pasado.  (Cuartos

Elementos del Ministerio Público Federal realizan trabajos de investigación para determinar su los restos hallados en una nueva fosa en el tiradero perteneciente al municipio de Cocula son de los 43 normalistas desparecidos en septiembre pasado. (Cuartoscuro)

ACAPULCO. La Fiscalía General de Guerrero (FGE), inició la averiguación previa correspondiente para esclarecer el homicidio de 11 personas, que fueron privados de la vida por disparos de armas de fuego, decapitados, semicalcinados y arrojados a un costado de la carretera estatal Chilapa-Ayahualulco, en el municipio de Chilapa de Álvarez.

De acuerdo con las autoridades, en el transcurso de la madrugada de este jueves una llamada anónima a la línea de emergencias 066, alertó a las corporaciones policiacas sobre la presencia de 11 cuerpos decapitados que estaban tirados a la orilla de la carretera, y cuyas edades fue estimada entre los 20 y 25 años de edad.

En el lugar de los hechos, el personal del Ministerio Público y los agentes de la Policía Ministerial, localizaron dos mantas que fueron colgadas frente a un negocio de materiales con razón social Tlacoaxtla.

Asimismo, detalló, se recogieron 37 casquillos percutidos de los calibres .223 y 30 de 7.62x39mm así como 3 del calibre 9milimetros.

Las autoridades que acudieron a levantar los 11 cuerpos, activaron los protocolos de actuación para preservar y procesar la escena del crimen, así como para recabar las evidencias periciales que ayuden al esclarecimiento de los hechos.

Los cuerpos fueron traslados al Servicio Médico Forense de Chilpancingo para realizar la necropsia de ley.

En un breve comunicado, la Fiscalía Regional de la Zona Centro indicó que proseguirá con las investigaciones en torno a este homicidio de 11 personas cuyas identidades permanecen en calidad de desconocidas.