Sociedad

Peña replantea la ruta

El próximo lunes, el presidente enviará al Congreso una iniciativa de reforma para expedir la ley contra la infiltración del crimen organizado en las autoridades municipales, que establecería la disolución de ayuntamientos si las autoridades están coludidas con el crimen organizado.
Eduardo Ortega
27 noviembre 2014 12:37 Última actualización 28 noviembre 2014 5:0
Enrique Peña Nieto

Enrique Peña Nieto realiza anuncio sobre seguridad en Palacio Nacional. (Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto anunció que enviará el lunes al Congreso una iniciativa de reforma constitucional para expedir una ley contra la infiltración del crimen organizado en las autoridades municipales.

“Esta nueva ley establecerá el mecanismo para que la Federación asuma el control de los servicios municipales o, en su caso, se disuelva un ayuntamiento cuando existan indicios suficientes de que la autoridad local está involucrada con la delincuencia organizada”, señaló en un mensaje a la nación de 36 minutos.

Entre las 10 medidas que el mandatario anunció con el objetivo de fortalecer el Estado de Derecho, señaló que impulsará la creación de Policías Estatales Únicas, y que las primeras entidades en implementarse serán Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas.

“Esto significará crear un nuevo modelo policial; será un cambio cualitativo y cuantitativo, pasar de más de mil 800 policías municipales débiles, que con facilidad pueden ser corrompidas por la delincuencia a 32 sólidas corporaciones de seguridad estatal”.

Además de los 10 puntos, propuso establecer tres zonas económicas en la región sur-sureste, considerada como la más atrasada en el país.

"Estas serán el corredor industrial interoceánico en el Istmo de Tehuantepec, que conectara al pacífico con el Golfo de México, la segunda en puerto Chiapas y la tercera en los municipios colindantes al puerto de Lázaro Cárdenas tanto de Michoacán como de Guerrero", precisó.

A continuación las medidas presentadas hoy por el mandatario.

1. Reforma constitucional contra la infiltración del crimen organizado.

2. Reforma constitucional para redefinir y clarificar las competencias de todas las autoridades en materia de combate al delito.

3. Pasar de alrededor de mil 800 cuerpos policiacos débiles a 32 corporaciones sólidas.

Los alcaldes y gobernadores que se opongan recibirán sanciones.

4. Acelerar la puesta en marca de un teléfono único de emergencia.

5. El establecimiento de una clave única de identidad.

6. El Gabinete de Seguridad pondrá en marcha un operativo en la región de Tierra Caliente en Guerrero y Michoacán; además de que se aumentará el apoyo federal en Jalisco y Tamaulipas.

7. Planteará en el próximo periodo de sesiones del Congreso de la Unión una amplia agenda de reformas por la justicia cotidiana.

8. Facultar al Congreso para que expida la ley contra la tortura y desaparición forzada; así como crear un sistema de personas desaparecidas.

9. Respaldo gubernamental al sistema nacional anticorrupción.

10. La Secretaría de al Función Pública transparentará a todos los contratistas de la administración pública federal.

En el acto estuvieron presentes los presidentes de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles; del Senado, Miguel Barbosa; y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan N. Silva Meza, así como el gabinete legal y ampliado, los 31 gobernadores y el jefe del Distrito Federal, Miguel Ángel Macera.