Sociedad

Encapuchados roban 100 mil litros de combustibles en nombre de Ayotzinapa

Los asaltos se han cometido en tramos carreteros que están cercanos a la capital de Guerrero, y que en cada uno de ellos han participado personas encapuchadas que se han identificado con la lucha que mantienen los normalistas de Ayotzinapa.
Enrique Villagómez/Corresponsal
18 enero 2015 13:17 Última actualización 18 enero 2015 13:27
(Enrique Villagómez)

El tesorero de la ONEXPO, Marino Gutiérrez Otero, aseguró que los asaltos se han cometido en tramos carreteros que están cercanos a la capital de Guerrero. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO.- El tesorero de la Organización Nacional de Vendedores de Petróleos Mexicanos (ONEXPO), Marino Gutiérrez Otero, denunció que en los últimos tres meses al menos 8 camiones que transportaban combustibles por carreteras de Guerrero, fueron robados por personas encapuchadas que se identificaron con el movimiento de Ayotzinapa.

Esta situación significo que se perdieran más de 100 mil litros de combustible que representan unos 4 millones de pesos en perjuicio de los expendedores de gasolina y diésel, los cuales además han tenido que enfrentar asaltos, extorsiones e incluso secuestros por parte de la delincuencia organizada que azota sobre todo la región de la Tierra Caliente de Guerrero.

En entrevista con reporteros, Gutiérrez Otero, aseguró que los asaltos se han cometido en tramos carreteros que están cercanos a la capital de Guerrero, y que en cada uno de ellos han participado personas encapuchadas que se han identificado con la lucha que mantienen los normalistas de Ayotzinapa por el regreso con vida de los 42 jóvenes desaparecidos en Iguala.


“De poco ha servido la presencia de la Policía Federal que asumió el control de la seguridad en varios municipios de esa zona. Nuestros socios siguen cerrando sus negocios apenas llega la tarde, porque los delincuentes no solo roban dinero sino también sustraen grandes cantidades de combustible que no sabemos a dónde va a parar”.

De acuerdo con el declarante, en Guerrero operan alrededor de 200 establecimientos expendedores de gasolina y diésel, de los cuales casi la mitad tienen que cerrar durante las noches por los constantes asaltos que sufren, incluyendo muchos que se localizan en la zona conurbada de Acapulco, Chilpancingo, Iguala e Ixtapa Zihuatanejo.

“Hemos tenido casos donde incluso los asaltantes han asumido el control de la venta y todo lo que obtienen se lo llevan además del dinero que le quitan a nuestros cajeros. Aunque tenemos formas de parar la veta del combustible, preferimos no hacerlo porque ya han atentado contra la vida de algunos de nuestros colaboradores y preferimos no correr ese tipo de riesgos”.

El tesorero de la ONEXPO indicó que a pesar de haber sostenido reuniones con el encargado de la Seguridad Publica en el estado y con el propio Secretario General de Gobierno para que se atienda esta situación, los atracos a las gasolineras y a los transportes continúan y amenazan con convertirse en un problema mayor para el abasto oportuno de los combustibles en las 7 regiones de Guerrero.