Sociedad

Empresas de Guerrero pierden 200 mdp por crisis en Iguala

En conferencia de prensa, Joaquín Badillo Escamilla, presidente de Coparmex Acapulco, destacó que las pérdidas económicas que se registran diariamente en ciudades como Acapulco, Chilpancingo e Iguala, ascienden a medio millón de pesos.
Enrique Villagómez/Corresponsal
05 noviembre 2014 15:10 Última actualización 05 noviembre 2014 15:10
La Coparmex Acapulco refirió que han tenido pérdidas económicas por los cierres de centros comerciales. (Enrique Villagómez)

La Coparmex Acapulco refirió que han tenido pérdidas económicas por los cierres de centros comerciales. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO.- Pérdidas económicas superiores los 200 millones de pesos registran empresas en Guerrero, debido a las manifestaciones que se han llevado a cabo por parte de normalistas, maestros y grupos sociales que reclaman el regreso con vida de los 43 estudiantes desparecidos en Iguala.

En conferencia de prensa, Joaquín Badillo Escamilla, presidente de Coparmex Acapulco, destacó que las pérdidas económicas que se registran diariamente en ciudades como Acapulco, Chilpancingo e Iguala, ascienden a medio millón de pesos, debido a los bloqueos a centros comerciales, el saqueo de tiendas, los despojos de mercancías a unidades de reparto, la toma de casetas de peaje e incluso los cierres de la Autopista del Sol.

“Le hemos dicho al gobernador Rogelio Ortega, que no equivoque su rumbo y aplique la ley respetando las garantías individuales y los derechos humanos durante la utilización de la fuerza pública. Queremos una persona de acción, no de palabras”, expresó de forma categórica el empresario.


Aunque reconoció que en el caso de Acapulco, las manifestaciones han sido de carácter pacífico, las pérdidas económicas que se registran por bloqueos como el que se llevó a cabo este martes a dos centros comerciales y el despojo de mercancías a las unidades de reparto, están generando problemas para el sector empresarial que está vislumbrando la posibilidad de llevar a cabo recortes de personal para poder compensar dichas perdidas.

Badillo Escamilla reiteró su llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que “pongan mucha atención” en el problema que tiene el estado de Guerrero, porque de continuar las acciones vandálicas y de desorden social, se corre el riesgo de que se cancele la llegada de miles de turistas durante la próxima temporada vacacional de invierno, no solo en Acapulco, sino a los otros dos destino que conforman el llamado triángulo del sol.