Sociedad

Denuncian desaparición de periodista en Veracruz

Familiares de Moisés Sánchez Cerezo denunciaron que fue sacado de su casa por un grupo armado el viernes; de acuerdo con su hijo, el periodista había recibido amenazas por reportar varios casos de violencia en el municipio de Medellín.
AP
03 enero 2015 14:18 Última actualización 03 enero 2015 14:21
Etiquetas
Moisés Sánchez Cerezo es dueño del semanario impreso La Unión en el municipio de Medellín. ( Quadratin)

Moisés Sánchez Cerezo es dueño del semanario impreso La Unión en el municipio de Medellín. ( Quadratin)

Un periodista de Veracruz que de denunciaba casos de inseguridad fue sacado de su casa por un grupo armado este viernes por la tarde y desde entonces está desaparecido, informaron familiares que fueron testigos.

El periodista Moisés Sánchez Cerezo, dueño del semanario impreso La Unión en el municipio de Medellín, fue sacado de su casa por personas no identificadas, vestidas de civil y armadas, que llegaron en tres automóviles, explicó su hijo, Jorge Sánchez Ordóñez, testigo de los hechos.

Medellín de Bravo es un municipio aledaño al área metropolitana de Veracruz y Boca del Río, la más poblada de ese estado.

Sánchez Ordóñez se mostró convencido de que el ataque se debía a la actividad periodística de su padre porque había documentado varios casos de violencia en Medellín y había recibido amenazas por parte del alcalde de la localidad, Omar Cruz Reyes.

La familia presentó una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia de Veracruz.

La organización de defensa de la prensa Artículo 19 emitió una alerta exigiendo que las autoridades federales se hagan cargo de la investigación y garanticen la seguridad de la familia de Moisés Sánchez, además de denunciar que los atacantes también se llevaron la computadora, la cámara fotográfica y el teléfono celular del reportero.

En el estado de Veracruz han sido asesinados 10 periodistas desde que empezó el gobierno de Duarte de Ochoa en 2010. El caso más reciente fue el de Gregorio Jiménez, hallado muerto en una fosa clandestina en el sur de ese estado en febrero de 2014.

Además de periodista, Moisés Sánchez era activista y en días recientes había ayudado a crear un grupo de vecinos de sus colonias para defenderse de la delincuencia.

En un encuentro con periodistas realizado este sábado, el gobernador de Veracruz se refirió a Moisés como "un conductor de taxi y activista vecinal" y evitó hablar sobre su labor periodística.

"Se contemplan todas las líneas de investigación. Nuestra prioridad es poder localizarlo para entregárselo a su familia", dijo Duarte.