Sociedad

Cine Cosmos, como el ave fénix, renace de la cenizas

Queda integrado el Consejo Consultivo; en breve comienza la metamorfosis del recinto en un centro cultural, deportivo y social que se abrirá como un espacio de expresión para la ciudadanía.
Rafael Montes
15 mayo 2014 22:24 Última actualización 16 mayo 2014 5:0
Cine cosmos EDGAR LOPEZ

El nuevo inmueble deberá estar listo para el primer trimestre del 2015. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO. En lo alto de una de las paredes que dieron forma al antiguo Cine Cosmos, una frase llama la atención. Pintada con aerosol color verde agua y con letra manuscrita, un mensaje y una flecha señalan hacia el hueco en donde alguna vez hubo una puerta. Era la “entrada a la dimensión infinita”.

Dentro de esa estructura grisácea y de ladrillos al descubierto, ilustrada ahora por algunos graffitis, miles de historias se habrán contado. El edificio de la esquina de la calzada México-Tacuba y Circuito Interior, no sólo guarda los murmullos del público que entre 1948 y hasta finales de la década de los 90 acudía a ver películas en familia o en pareja.

Allí adentro, también debe quedar el registro de los jóvenes que, una tarde de 1971, entraron corriendo para refugiarse entre las butacas y los pasillos de las balas que ese Jueves de Corpus tenían como blanco el cuerpo de los estudiantes que habían retomado en una protesta las calles de la ciudad, apenas pasada la matanza de Tlatelolco de 1968.

O las conversaciones de los que en los últimos años ocuparon ese espacio como una guarida del frío y de las inclemencias de la ciudad.

También ha de guardar las pláticas de los albañiles que en el último año han comenzado con el retiro de las huellas de lo que fue uno de los cines famosos de la ciudad de antes, esas salas que tenían cabida para miles, hasta seis mil en este caso, personas que entonces veían como un hábito ir al cine en familia.

A partir de la segunda mitad de este año, la delegación Miguel Hidalgo, en colaboración con el gobierno del Distrito Federal, y aconsejado por un grupo de expertos en cultura y arquitectura, le regresará la vida al inmueble de la colonia Tlaxpana.

Convertirá el Cine Cosmos en un centro cultural, deportivo y social que se abrirá como un espacio de expresión y de reunión para jóvenes y adultos de la zona norponiente de la ciudad de México.

Ayer, Víctor Hugo Romo, jefe delegacional en Miguel Hidalgo, encabezó la integración del Consejo Consultivo del Cine Cosmos, el cual dará asesoría y vistos buenos al proyecto que diseñará el arquitecto Enrique Norten para devolverle el esplendor al espacio originalmente ocupado por la obra del arquitecto Carlos Crombé, que también fue el autor de los edificios del cine Alameda y Odeón.

La obra costará 100 millones de pesos, adicionales a los 42 que ya empleó el gobierno delegacional para adquirir el inmueble. De ésos cien, el 85 por ciento serán destinados para el nuevo edificio, que contará con un techo abatible para que desde el último piso del nuevo inmueble, un equipo de telescopios apunte sus miradas hacia el Cosmos.

El otro 15 por ciento se utilizará en la rehabilitación de las banquetas de la avenida México-Tacuba, desde el Metro Normal hasta la esquina con el Circuito Bicentenario, así como de los dos bajopuentes de esta vía rápida.

Romo detalló que en las próximas semanas se concluirá con el proyecto ejecutivo y que el nuevo inmueble deberá estar listo para el primer trimestre del 2015.

Los recursos provendrán, en parte, del presupuesto delegacional y otra, del dinero que recibirá la demarcación por Ramo 23 del gobierno federal.

Además del observatorio y de las salas para talleres y presentaciones artísticas, el nuevo Cine Cosmos tendrá un memorial, un espacio dedicado al recuerdo de esos jóvenes que la tarde del Jueves de Corpus murieron al interior de ese cine, acribillados por las balas del régimen autoritario de la época. Entonces, ese lugar será, ahora sí, una “entrada a la dimensión infinita”.

La virtuosa transformación está a cargo de Enrique Norten.