Sociedad

CETEG causa destrozos en la sede del SNTE en Chilpancingo

Los manifestantes realizaron destrozos y pintas en el inmueble por la desaparición de los 43 normalistas; además fueron tomadas las casetas de Palo Blanco y La Venta de la Autopista del Sol. 
Rosario García / corresponsal
25 noviembre 2014 15:53 Última actualización 25 noviembre 2014 16:9
Etiquetas
Ceteg

Profesores mantienen tomadas las oficinas de la PGR y el Tribunal Electoral del estado. (Rosario García)

CHILPANCINGO.- Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) causaron destrozos al edificio del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de esta ciudad y tomaron las instalaciones de la dirección de Carrera Magisterial, como parte de sus actividades de protesta por la desaparición de 43 normalistas y la detención de 11 manifestantes.

Los miembros del magisterio disidente arremetieron contra las ventanas del edificio, destrozaron algunas áreas y lanzaron huevos a las fachadas.

Exigieron la aparición con vida de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, así como juicio político a Ángel Heladio Aguirre Rivero.

Realizaron pintas con las leyendas “Fuera charros”, “ratas” y “fuera Enrique Peña Nieto”, mientras otros quemaron una lona del gobierno del estado en la entrada del inmueble.

Antes, los trabajadores del Sindicato fueron desalojados por los manifestantes, los cuales llegaron a bordo de varias camionetas de las que han retenido a empleados del gobierno del estado.

También, los empleados del Tribunal Superior de Justicia y del Congreso del Estado fueron desalojados ante el temor de ser agraviados o retenidos en sus oficinas como ha pasado antes.

Por otro lado, normalistas de Ayotzinapa y de otras normales, así como egresados de esas instituciones arribaron a las casetas de Palo Blanco y La Venta de la Autopista del Sol en donde pidieron una cooperación de 50 pesos a los automovilistas y camiones y transporte de carga para permitirles el paso.

También saquearon camiones distribuidores de alimentos, bebidas y productos varios, que eran retenidos al pasar por la caseta y obligados a detenerse para abrir sus cajas y sacar su contenido.