Sociedad

Asociaciones civiles cuestionan cifras de desaparecidos en México

Organizaciones civiles y familiares de víctimas cuestionaron las cifras de desaparecidos que ha presentado el gobierno mexicano, al que criticaron por parecer más interesado en reducir los números que en intentar encontrar a las personas.
AP
27 agosto 2014 15:51 Última actualización 27 agosto 2014 16:3
DESAPARECIDOS

Asociaciones civiles y familiares cuestionaron las cifras de desaparecidos publicadas por el gobierno mexicano.(Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Organizaciones civiles y familiares de víctimas cuestionaron las cifras de desaparecidos que ha presentado el gobierno mexicano, al que criticaron por parecer más interesado en reducir los números que en intentar encontrar a las personas.

El gobierno de México ajustó de nuevo las cifras de desaparecidos y la semana pasada señaló que desde 2006 hay unas 22 mil 300 personas sin localizar, aunque muchas más han sido encontradas, pero los datos han comenzado a generar dudas entre algunas organizaciones y familiares que por años han denunciado innumerables casos pero no tienen conocimiento de la localización de nadie.

"Ha habido toda una serie de cifras que han sido confusas (y) no ha sido clara la metodología", dijo en rueda de prensa Ximena Antillón, investigadora del centro de análisis Fundar.

La subprocuradora de Asuntos Jurídicos, Mariana Benítez, declaró  en un mensaje a la prensa, en el que no aceptó preguntas, que había dos listas de desaparecidos: una correspondiente al gobierno del expresidente Felipe Calderón  y otra de la actual administración del mandatario Enrique Peña Nieto.

Aclaró  que luego de un trabajo de depuración que incluyó revisión de documentos y llamadas telefónicas a familiares se observó que en ambas listas las cifras de personas localizadas es mayor a la de desaparecidas.

"Nos preocupa que el objetivo del estado sea reducir la cifra en vez de encontrar a las personas", afirmó Antillón.

La madre de un desaparecido en el norte de México dijo que recibió una llamada sólo unos días antes de que se presentara la nueva cifra y que le preguntaron si ya había localizado a su familiar, lo cual criticó tanto por lo que consideró una falta de sensibilidad como por demostrar que las autoridades no estaban al tanto de las investigaciones sobre su hijo, que desde principios de 2009 no ha sido localizado.