Sociedad

Analfabetismo, máxima expresión de vulnerabilidad: INEA

El director del organismo, Alfredo Llorente, dijo que la desigualdad que existe en el acceso está estrechamente unida al bienestar, además lamentó que en México aún existan 32 millones de personas en condición de rezago educativo, 5.4 millones de ellas, analfabetas.
Rosalía Servín
12 enero 2015 12:42 Última actualización 12 enero 2015 12:51
[Cuartoscuro]  Firman convenio Inea y Conafe.

INEA espera alfabetizar a 2.2 millones de personas en cuatro años. [Archivo/ Cuartoscuro]  

CIUDAD DE MÉXICO. El analfabetismo es la máxima expresión de vulnerabilidad, pues la desigualdad que existe en el acceso está estrechamente unida al bienestar, reconoció el director general del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), Alfredo Llorente, quien lamentó que en México aún existan 32 millones de personas en condición de rezago educativo, 5.4 millones de ellas analfabetas.

Al encabezar la firma de un convenio de colaboración entre el INEA y el Consejo de la Comunicación, para reforzar los esfuerzos para difundir, promover y favorecer el acceso a los servicios de alfabetización y fomento a la lectura, el funcionario destacó que de acuerdo a estudios internacionales, la comprensión lectora está vinculada a los satisfactores a los que se aspira, como el trabajo, la salud, la participación social y el aprendizaje.

"El saber leer y escribir aporta tanto a la construcción del desarrollo con equidad, como a la dignificación de las personas en lo individual", manifestó Llorente, al congratularse por la firma de este convenio que suma más voluntades en favor de la educación y cuyo fin último es combatir el rezago y construir una mejor sociedad.

Detalló que en 2014 se visitaron 2.1 millones de hogares con el fin de identificar a personas en rezago educativo, lo que llevó a identificar a un millón 700 mil personas mayores de 15 años, que no han concluido su primaria o secundaria o están en condición de rezago.

De ellas, 565 mil no saben leer ni escribir; 437 mil no han completado su educación primaria y 704 mil no terminaron la secundaria.

Los estudios continuarán para conocer los hábitos de lectura en los hogares y emprender acciones al respecto, como las que ahora se anuncian.

Entre las nuevas acciones, se arranca la campaña 'Yo sé que puedo leer más', la cual busca como meta que cada centro INEA se comprometa a leer un millón de horas anuales, lo que a su vez pueda redundar en incentivar la lectura a terceros.

Asimismo con la firma de este convenio con el Consejo de la Comunicación, se reforzará la campaña 'Diviértete leyendo', para crear un movimiento social para generar mayor conciencia entre la población sobre la importancia de la lectura, así como también de la alfabetización.

También invitarán a personas a formar parte del voluntariado de asesores educativos que enseñarán a leer en los centros INEA y se buscará sumar a terceros actores para coadyuvar en el fortalecimiento de la campaña.

Al respecto Salvador Villalobos, presidente ejecutivo del Consejo de la Comunicación, destacó que a la labor emprendida hace cuatro años --que comenzó su compromiso en favor de la educación--, se refuerza ahora con la firma de este convenio que buscará lograr que México sea un país de lectores, un reto que aunque llevará tiempo, puede ser alcanzado, por lo que se deben redoblar esfuerzos.

"Se ha logrado mucho, pero falta mucho por hacer. Hay que obsesionarnos con lograr un país de lectores, también hay que lograr que quienes no saben leer, alcancen este derecho", manifestó.

Resaltó que el analfabetismo afecta a todos, pues está comprobado que los problemas educativos y el analfabetismo, interfieren en los problemas sociales, políticos y económicos.

"Este convenio transformará este problema", concluyó al sostener que se va a lograr despertar el interés de la gente por la lectura y la educación y se alcanzará el reto de acercar el capital cultural a la población.

Por lo pronto el proyecto del INEA es lograr 2.2 millones de alfabetas en los próximos cuatro años.