Sociedad

Amplían arraigo a María de los Ángeles Pineda

El arraigo se extiende hasta el 5 de enero próximo; hace unos dias el procurador, Jesús Murillo Karam, señaló que a la esposa del exlcalde de Iguala, José Luis Abarca, se le consignaría por diversos delitos graves como delincuencia organizada y lavado de dinero.
Fernando Ramírez de Aguilar
15 diciembre 2014 15:55 Última actualización 15 diciembre 2014 15:58
José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda

José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda fueron detenidos la madrugada de este martes en el DF. (Archivo/AP)

CIUDAD DE MÉXICO. A unas cuantas horas de que venciera el arraigo de 40 días de la esposa del ex alcalde de Iguala, Guerrero, María de los Ángeles Pineda Villa, la Procuraduría General de la República obtuvo de un juez federal especializado en arraigos y cateos, una nueva ampliación por 20 días más, el cual vencería el próximo 5 de enero.

La Procuraduría General de la República, como lo había adelantado la semana pasada su titular Jesús Murillo Karam, ejercitará acción penal en contra María de los Ángeles Pineda Villa, a la que se acusará de diversos delitos graves como delincuencia organizada, lavado de dinero, secuestro y su coparticipación en la desaparición forzada de 43 normalistas y en el asesinato de seis personas más, por lo que no obtendrá su libertad bajo caución.

El ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, acusados por las autoridades federales --con base a testimonios de otros detenidos--, de ser los autores intelectuales del secuestro, desaparición y hasta ahora, la comprobación del asesinato de uno de los 43 estudiantes normalistas --Alexander Mora Venancio--, fueron aprehendidos el pasado 5 de noviembre en un domicilio de la colonia Santa María Aztahuacán, delegación Iztapalapa.

Mientras que Abarca Velázquez fue consignado y recluido en el penal de alta seguridad del Altiplano, en el estado de México, por el asesinato en el 2013 del líder social Arturo Hernández Cardona y por el asesinato de otras seis personas más en los hechos violentos del 26 y la madrugada del 27 de septiembre pasado, Pineda Villa fue arraigada en el Centro Nacional de Investigaciones, en las instalaciones de la PGR ubicadas en la colonia de los Doctores.

Ella se ha negado a responder los cuestionamientos del personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

Inclusive, a lo largo de estos 39 días del arraigo, los abogados de Pineda Villa han tramitado tres amparos. En el último, esgrimió que hubo ilegalidad en el arraigo por 40 días al que se encuentra sometida.

De acuerdo con el expediente 1235/2014, radicado en el Juzgado Segundo Federal Penal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones, y promovido el pasado 10 de diciembre, pidió la protección de la justicia en contra cualquier acción de la justicia alegando que se violaron sus derechos, pero el juez federal le negó la suspensión por presuntos actos violatorios a los derechos humanos.

Y fijó las 10:15 horas del 9 de enero para la audiencia constitucional, bajo la advertencia de que si la autoridad emplazada no responde, se puede otorgar la suspensión definitiva a favor de la detenida. Pero para esa fecha, ella estaría formalmente presa.

Apenas la semana pasada, el procurador Jesús Murillo Karam, reveló que desde su aprehensión el 5 de noviembre pasado, tanto Abarca Velázquez como Pineda Villa tenían preparada su declaración por si la policía los detenía y los interrogaba:

"En el momento de su detención había un papel pegado en una carpeta con lo que nos dijo. Tenían preparado lo que iban a declarar", comentó el funcionario federal y aseguró que no hay posibilidades de que María de los Ángeles Pineda Villa sea puesta en libertad, porque existen evidencias graves en su contra: "Estamos armando la averiguación previa y no existe la posibilidad de que sea puesta en libertad. Tenemos elementos para consignarla y no pueda salir en libertad".