Sociedad

Alcaldes piden ayuda a Federación para retomar control en Guerrero

32 alcaldes del PRI y del PVEM enviaron una carta al presidente, Enrique Peña Nieto en la que también se solidarizan con las familias de los 43 normalistas desaparecidos; asimismo piden que se concreten las estrategias en materia de seguridad pública.
Enrique Villagómez/Corresponsal
06 noviembre 2014 10:41 Última actualización 06 noviembre 2014 10:49
ACAPULCO

Ante la toma de instalaciones públicas y ayuntamientos por parte de activistas, los alcaldes de Guerrero solicitaron  ayuda del presidente Enrique Peña Nieto. (Archivo/Cuartoscuro)

ACAPULCO. Alcaldes del Partido Revolucionario Institucional y del Partido Verde Ecologista en Guerrero, solicitaron ayuda a la federación para retomar el control en sus ayuntamientos, los cuales se encuentran tomados desde hace varios días por maestros y grupos sociales que exigen el regreso con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala.

A través de una carta dirigida al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez y a la opinión pública, 32 ediles del PRI y PVEM, denunciaron que la toma de sus ayuntamientos ha provocado una parálisis administrativa que está afectando a miles de ciudadanos porque no pueden realizar ningún tipo de trámite burocrático.

Asimismo, expusieron su preocupación por el clima de inseguridad e incertidumbre que se ha generado por los acontecimientos de Iguala y se pronunciaron de forma solidaria con la indignación y conmoción que tiene la sociedad internacional por la desaparición de los 43 normalistas.

En la carta se plantean cinco puntos donde se establece un posicionamiento responsable y firme, que tratará de coadyuvar al restablecimiento de las condiciones de paz y concordia social entre los guerrerenses.

En dichos puntos, los alcaldes refrendan su apoyo absoluto al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador del estado, Rogelio Ortega, reconociendo plenamente la vigencia del estado de derecho en Guerrero.

También asumen la responsabilidad que les corresponde en el fortalecimiento de las instituciones del estado, en el marco de la investidura que representan como autoridad electas por el pueblo.

Así mismo, se pide a la federación y al estado que a la mayor brevedad se concreten las estrategias en materia de seguridad pública, como lo es la consolidación del Mando Único Policial en todos y cada uno de los municipios que firmaron este documento.

También se declararon dispuestos a someterse a cualquier investigación que pueda brindar mayor transparencia y confianza a la población que representan, y trabajar de forma coordinada con los distintos niveles de gobierno para propiciar la seguridad de todos los guerrerenses.