Sociedad

Acapulco se prepara para megamarcha

Este viernes, alrededor de 30 mil maestros, estudiantes, normalistas y agrupaciones sociales participarán en una mega marcha en el puerto de Acapulco para exigir el regreso con vida de los 43 jóvenes desaparecidos; el gobierno estatal suspendió las clases y movilizó a mil 500 policías antimotines.
Enrique Villagómez/ Corresponsal
16 octubre 2014 21:7 Última actualización 16 octubre 2014 21:50
Normalistas. (El Financiero)

El gobierno de Guerrero desplegará mil 500 policías para evitar incidentes. (El Financiero)

ACAPULCO.- Este destino de playa se prepara para enfrentar la megamarcha que fue convocada para este viernes por normalistas, maestros y organizaciones sociales que conforman la llamada Asamblea Nacional Popular (ANP) para exigir el regreso con vida de los 43 normalistas desparecidos en Iguala, el castigo para los responsables de asesinar a seis personas y herir a otras 25, además de la renuncia del gobernador Ángel Aguirre Rivero.

La marcha, que fue convocada para iniciar alrededor de las diez de la mañana de este viernes, partirá de tres frentes distintos. El primer contingente saldrá de la zona poniente de la ciudad y avanzará por la calzada Pie de la Cuesta hasta llegar a la costera Miguel Alemán y de ahí hacia la glorieta de la Diana Cazadora.

El segundo contingente partirá del punto conocido como la Cima que se ubica en uno de los accesos al puerto de Acapulco, y de ahí avanzará por la avenida Cuauhtémoc hasta llegar a la avenida Farallón y bajará hasta encontrarse con la glorieta de la Diana Cazadora.

Por su parte, un tercer contingente que se reunirá frente a la explanada del Centro Internacional Acapulco (CIA), en la zona turística del puerto, avanzará por toda la costera Miguel Alemán hasta reunirse con los otros dos grupos en la glorieta de la Diana Cazadora, donde se tiene previsto que se lleve a cabo un mitin con la participación de normalistas, maestros y dirigentes de los grupos sociales.

Se tiene estimada la presencia de por lo menos 30 mil personas entre maestros, normalistas e integrantes de diversas organizaciones sociales, muchas de las cuales provendrán de Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla y el Distrito Federal entre otros.

Ante ello, el gobierno de Guerrero decidió suspender las clases en todas las escuelas del municipio de Acapulco, como una medida precautoria ante el desarrollo de este movimiento, además de concentrar unos mil 500 policías antimotines que serán desplegados en oficinas públicas para evitar que sean dañadas como sucedió en la capital del estado el pasado lunes cuando fue incendiado el Palacio de gobierno y el ayuntamiento de Chilpancingo.

Asimismo, a través de la Subsecretaria de Protección Civil, emitió una recomendación para que dueños y encargados de negocios consideren la posibilidad de cerrar sus establecimientos mientras se desarrolle la marcha, con el objeto de evitar saqueos o daños a sus inmuebles.