Sociedad

24% de maestros de secundaria en México no se siente listo para enseñar: OCDE

Los maestros en México trabajan en entornos desafiantes y se sienten menos preparados para hacer su trabajo, según datos del reporte sobre la Enseñanza y el Aprendizaje (Talis), elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.
Rosalía Servín
25 junio 2014 18:38 Última actualización 25 junio 2014 20:33
Etiquetas
Alba Martínez, subsecretaria de Educación, con Dirk Van Damme, jefe de la división de Innovación y Medición del Progreso de la OCDE. (Eladio Ortiz)

Alba Martínez, subsecretaria de Educación, con Dirk Van Damme, jefe de la división de Innovación y Medición del Progreso de la OCDE. (Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO. Una cuarta parte de los maestros de secundaria en México no se sienten preparados para realizar su trabajo, según lo revela el Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el aprendizaje (TALIS), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el cual también muestra que los docentes tienen los porcentajes más bajos en formación académica y desarrollo profesional.

Al presentar dicha encuesta Dirk van Damme, jefe de la División de Innovación y Medición del Progreso de la OCDE, aclaró que ésta es una encuesta de percepción hecha a cuatro mil profesores de secundaria sobre lo que piensan sobre sus condiciones de trabajo y lo que necesitan para mejorarla, por lo que advirtió "no debe tomarse como un estudio de calidad".

Los resultados muestran que México tiene el tercer mayor porcentaje de docentes que dice no sentirse preparado para el desempeño de su labor (24 por ciento), en comparación con el promedio de TALIS que fue de siete por ciento.

Asimismo es uno de los países donde el mayor porcentaje de maestros de secundaria tienen preparación académica menor a la universitaria (nueve por ciento), y la menor proporción de maestros que reporta haber completado una formación magisterial inicial (62 por ciento), entre los 33 países participantes.

La gran mayoría de los maestros (72 por ciento) reporta no tener acceso a programas formales de inducción o de mentoría (60 por ciento) en sus instituciones, según lo reportan los directores encuestados, cuando el promedio de TALIS es de 34 y 26 por ciento respectivamente.

Otra cuestión mostrada por dicho estudio, es que los docentes mexicanos trabajan en entornos desafiantes. Casi la mitad de los maestros de secundaria (44 por ciento) trabaja en escuelas con 30 por ciento o más de estudiantes provenientes de hogares socio-económicamente desfavorecidos (el promedio de los países es de 20).

Más de la mitad de los maestros de México trabajan en escuelas donde el director reporta una falta de personal de apoyo (60 por ciento) y de maestros calificados y/o con buen desempeño (56 por ciento), en comparación con el 47 y 39 por ciento respectivamente del promedio TALIS.

El representante de la OCDE admitió también que los problemas de violencia que se viven en los entornos escolares impactan en la enseñanza por lo que dijo, los docentes deben ser capacitados para lidiar con estos problemas.

Y es que de acuerdo a la encuesta, el 10 por ciento de los maestros mexicanos reconoció que la violencia entre los estudiantes se da por lo menos una vez a la semana en sus escuelas, de tal modo que impide el proceso de enseñanza.

La encuesta también destaca que el 13.2 por ciento dijo haber observado vandalismo y robo; 29.5 intimidación o abuso verbal entre los estudiantes y tres por ciento intimidación verbal o abuso hacia los docentes o personal y 3.6 por ciento posesión de drogas y/o alcohol, al menos una vez a la semana.

Pese a todo, la mayoría de los maestros mexicanos está satisfecho con su trabajo (98 por ciento) y se muestra optimista de que su trabajo es valorado por la sociedad (50 por ciento).

Para la maestra Alba Martínez Olivé, subsecretaria de educación básica de la SEP, estos resultados no sorprenden y coinciden con el análisis hecho al respecto, cuando se tomó la decisión de avanzar hacia la reforma educativa.

Admitió que el cuerpo docente de secundaria, es el que tiene las mayores exigencias (junto con el que atiende a la población indígena, los unitarios y multi grado), y también los mayores retos, especialmente por su situación laboral, que a veces los obliga a trabajar en dos, tres y hasta cuatro escuelas a la vez.

"Tenemos que avanzar en la aplicación de la Ley del Servicio Profesional Docente, para dar la posibilidad de consolidar una situación distinta para los profesores de educación secundaria, que les permita tener plazas compactadas y atender estudiantes en una sola escuela", indicó.

Finalmente tras admitir que los maestros ya no quieren más de lo mismo, la funcionaria señaló que hay ya condiciones en las cuales trabajar para que la reforma sea una realidad: en los Consejos Técnicos Escolares; la transformación de la supervisión escolar y la descarga administrativa, que de acuerdo con TALIS, les ocupa el 12 por ciento del tiempo a los maestros, algo que para la subsecretaria fue una respuesta "amable", de parte de los docentes.