35 años de 'Thriller', el video que cambió la historia de la música
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

35 años de 'Thriller', el video que cambió la historia de la música

COMPARTIR

···

35 años de 'Thriller', el video que cambió la historia de la música

El icónico video, que nació como un deseo de la mente de Michael Jackson, terminó por convertirse en un símbolo de la cultura pop.

Por Antonio Ortega
04/12/2018
Actualización 04/12/2018 - 23:26
Michael Jackson
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Una película hizo estallar en la mente creativa de Michael Jackson la idea de hacer un video para la historia, una pieza única para su sencillo Thriller. Y ese deseo, que luego fue una obsesión, terminó por convertirse en un símbolo de la cultura pop.

En 1983, un año después de ver Un hombre lobo americano en Londres, Michael contactó al director de la película, John Landis, y al director de maquillaje, Rick Baker, para que lo transformaran en hombre lobo en el video.

Y es que en noviembre de 1982 se publicó el álbum Thriller –sexto en la carrera del polifacético artista– que desde su aparición en la escena musical fue un éxito. Con temas como Billie Jean y Beat It, este LP rompió todos los récords y sonaba en radiodifusoras de todo el mundo. A la postre, sería el disco más vendido de todos los tiempos y el que revolucionaría la música.

Pero le hacía falta una pieza. Y es ahí donde Michael puso todo su empeño, para crear ese cortometraje que empatara en calidad e impacto con el resto del álbum. En octubre 1983, en Los Ángeles, se filmó Thriller, escrito por John Landis y Michael Jackson, y dirigido por el propio Landis. La historia se contó en un formato de 35 mm., lo que, junto con la caracterización del hombre lobo en tiempo real, revolucionó la manera de crear videos musicales, marcó un antes y un después en la entonces incipiente industria del videoclip.

El resultado de este icono de 14 minutos: fue elegido como el mejor videoclip de la historia por la revista Rolling Stone y por el canal de música MTV. Ganó tres premios MTV, dos American Music Awards y un Grammy. Es el video musical más visto del planeta –se estima que más de 4 mil millones de personas–, tiene más de 500 millones de visitas en YouTube y ha sido el único video musical en ser incluido en el Registro Nacional de Cine por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Todas las piezas que acompañaron al álbum Thriller fueron pensadas, detalladas y llevadas a la perfección por Michael Jackson y el grupo de expertos del que se rodeó. La coreografía no fue la excepción, pasó a la historia y se convirtió en un baile que nunca dejará de ser imitado.

Michael Peters (1948-1994) fue el coreografo encargado de crear y cuidar cada detalle de la realización del baile para Thriller. Largas jornadas de ensayos con el grupo de bailarines y ante la mirada del director del cortometraje, John Landis, trajeron como resultado la coreografía quizá más imitada, repetida, y bailada de la historia.

Ese baile de más de 5 minutos, que incluye pasos que se han vuelto símbolos, fue premiado como la mejor coreografía en los premios MTV.

Pero no quedó ahí. Todos querían bailar como Michael Jackson y esa coreografía ha sido imitada, repetida y representada miles de veces durante tres décadas y media. Sin embargo, fue en México donde se logró el récord Guinness de más personas bailando “Thriller” al mismo tiempo.

La plaza del Monumento a la Revolución reunió, en 2009, a 50 mil personas –la mayoría de ellas disfrazadas– para hacer un baile masivo con los pasos que inmortalizara el Rey del Pop.

Además del video –que rompió barreras–, de la coreografía, de la canción misma, y de los récords de venta como álbum, Thriller dejó para la historia otros símbolos. Uno de ellos es la chamarra roja con una V negra en el pecho, que Michael usa en durante gran parte del video.

La prenda original, autografiada por el mismo Jackson, alcanzó un precio de 1.8 millones de dólares en una subasta realizada por la casa Julien’s, en Beverly Hills, en 2011.

Haz clic en la imagen para ampliarla