PYME

Si quieres entrar a una aceleradora, lee esto

Participar en un proceso de aceleración puede darle a tu empresa el impulso que necesita para crecer a todo su potencial, pero hay algunos factores que debes tomar en cuenta antes de decidirte.
Sandra Hernández
05 abril 2017 19:4 Última actualización 05 abril 2017 19:15
Oficina

Antes de escoger alguna aceleradora, analiza qué piden de ti y qué te ofrecen en cuanto a inversión, prestaciones y menoters, para compararlo con la oferta de otros programas. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las aceleradoras son una de las opciones disponibles para los emprendedores que buscan hacer crecer sus empresas y en México existe una gran variedad de instituciones prestando este servicio, no solo en el sector tecnológico, sino en una gran variedad de ámbitos.

Si tú has pensado alguna vez en llevar tu empresa a un proceso de aceleración, estos son algunos de los puntos básicos que debes analizar para elegir:

Capital
Al analizar las diversas opciones de aceleradoras, estudia cuál es la oferta que te hacen en cuánto a inversión. Ya sea que te ofrezcan dinero, prestaciones como un espacio en un coworking y equipo o una mezcla de ambas.


Y si tienes que comparar varias opciones, asígnale un valor monetario a lo que te dan de acuerdo a las necesidades de tu empresa. Puede ser que te ofrezcan seis boletos de avión, pero tu compañía no los necesite, así que no representan un beneficio real para ti, aunque en el mercado sí cuesten varios miles de pesos.

Mentores
Uno de los puntos más importantes al escoger una aceleradora es saber quiénes son los mentores. Averigua cuál es su experiencia, pues tener acceso solo a los mejores en FinTech no es la mejor opción si tu emprendimiento es del sector salud.

Pregunta también qué tanta es su participación en el programa, si acudirán a dar sesiones regularmente o si estarán disponibles para responder dudas conforme surjan.

Si ya tienes detectado algún aspecto en el que necesitas mayor apoyo al impulsar tu empresa, por ejemplo mercadotecnia o temas fiscales, investiga si hay especialistas en esas áreas.

Qué piden de ti
Hay aceleradoras que solicitan un producto o servicio ya en el mercado, otras que solo trabajan con equipos de varias personas y no con emprendedores solitarios. También tienen requisitos como un porcentaje de participación en la empresa futura o de las ganancias durante cierto tiempo, la firma de una nota convertible o derechos de comercialización preferente de tus productos.

Analiza todos los requisitos y, en caso de duda, pregúntale a un experto. No pierdas de vista que estos son negocios.

Investiga también sobre cuáles son las métricas que usan para medir el éxito, es decir, si esperan que al final del programa ya tengas cierta cantidad de inversión comprometida o llegar a algún nivel de ventas específico, por ejemplo. Y si no hay métricas de ese tipo, averigua cuál es el objetivo final del programa, para analizar si está alineado con tus propias metas.

Periodo de tiempo
Por lo general, las aceleradoras se manejan con “generaciones”, que inician su proceso al mismo tiempo y trabajan durante un lapso establecido de varias semanas. Además de estar pendiente a las fechas de la convocatoria y entrega de documentos, debes analizar si el calendario establecido es factible. También te conviene averiguar qué pasa al terminar: si seguirás teniendo acceso a los mentores o a las instalaciones y bajo qué condiciones.

Networking
Otra de las características fundamentales del modelo de aceleradoras es la importancia que se le da a crear y fortalecer las redes no solo entre mentores y participantes, sino entre los mismos participantes. También existen aceleradoras que organizan conferencias, clases o convivencias abiertas al público, para que te relaciones con especialistas externos. Pregunta desde el principio cuál es el mecanismo que se emplea en la aceleradora para fomentar el networking y aprovecha todas las oportunidades que surjan.

Entrevista a los participantes pasados
Si bien es cierto que cada quien habla como le fue en la feria, las experiencias de las personas que ya pasaron por el proceso pueden ser una fuente de mucha información para ti. Por lo general, las aceleradoras listan en sus sitios web a sus casos de éxito y es posible que puedan proporcionarte los datos de contacto de algunos, pero no te quedes ahí. Busca por tu cuenta a otros emprendedores y pregúntales sus opiniones, lo que más les sirvió y qué cosas no fueron de su agrado.