Power Tools

¿Por qué estudiar
una segunda carrera?

El estudiar una segunda carrera cubre en muchos casos niveles de especialización que no ofrecen los posgrados; en otros casos, sirve para completar el plan de estudios que se eligió en primera instancia.
Angélica Hernández
24 agosto 2014 21:23 Última actualización 25 agosto 2014 10:26
Carrera.

Estudiar una segunda carrera ofrece niveles de especialización que muchas veces no cubren los posgrados. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- La mayoría de las personas cree que basarán todo su desarrollo laboral en una misma carrera, sin embargo, una vez que se alcanza cierto nivel de especialización, es importante considerar que ya no basta con posgrados sobre la misma área, sino que quizá es tiempo de estudiar una segunda carrera.

Muchas veces puedes buscar especializarte, ya sea por mero interés personal, o con la finalidad de complementarte en otras áreas que no siempre puedes alcanzar con una maestría.

Por ejemplo, Carlos estudio ingeniería mecatrónica y casi al mismo tiempo decidió estudiar la carrera de Arquitectura; de acuerdo al joven, la decisión la tomó porque son dos áreas que le apasionan y en el caso de la segunda difícilmente podría haberla cubierto con alguna maestría.


“Lo más común es que cuando alguien estudia una carrera decida seguir especializándose en las áreas de interés lo que lleva a un diplomado o maestría”, dijo Teresa Cotera, directora de la Escuela de Ingeniería, Diseño y Arquitectura del Tecnológico de Monterrey.

Agregó que es común que alguien estudie ingeniería y quiera completar sus estudios con un área de administración o arte “en los años que llevo en la docencia, he tenido alumnos que deciden llevar dos carreras al mismo tiempo y no porque la primer opción no les haya convencido, sino porque su abanico de interés es muy amplio y tienen la capacidad y el gusto de estudiar algo en áreas duras como es ingeniería o arte, que corresponde al área de humanidades”.

Aunque reconoció que lo más común cuando se decide estudiar una segunda carrera “es raro, porque significa que quizá la primera no era lo que interesaba y se va a otra área diferente”.

La decisión de la segunda carrera también se enfoca en la necesidad de continuar abarcando áreas de conocimientos que se complementen de alguna forma, como es el caso de Mercadotecnia y Administración o Ingeniería en Alimentos con Químico Farmaco Biólogo, por ejemplo.

Es por esto que sugirió algunos puntos para no desertar de la primer opción de carrera, “lo más importante es identificar sus intereses académicos, que tenga bien claro qué es lo que quiere estudiar, este proceso de selección va a dar pautas de hacia qué universidades se quiere ir, e incluso si existen posibilidades de intercambio u otras opciones”.

En este sentido agregó que la elección universitaria también tiene que ir en función de la personalidad que tiene cada persona y la de la escuela, pues hay universidades enfocadas a la investigación pero no a la vida co-curricular, otras están enfocadas a la educación tradicional, otras están abiertas a trabajar a través de la solución de casos y problemas reales, etcétera.

“No solamente se trata de adquirir conocimiento, sino también habilidades como trabajar en equipo, tener compromisos con los compañeros, comunicación, características solamente se desarrollan en un ambiente académico propicio a ello”, finalizó la académica.