Power Tools

8 pasos para diseñar una campaña de relaciones públicas

La implementación de las relaciones públicas al interior de las empresas resulta vital, puesto que ayudan en manejo de crisis y refuerzan la marca, por lo que aquí presentamos los ocho pasos para armar una efectiva campaña de RP.
Alejandro Íñiguez Valenzuela
20 octubre 2015 22:23 Última actualización 21 octubre 2015 9:37
always

Las RP poseen la capacidad de otorgar credibilidad a las marcas a través de generar vínculos estrechos con su público. (Tomada de www.youtube.com)

Las relaciones públicas dirigen, organizan y administran de manera estratégica y con fines comerciales la comunicación de las empresas. Se encargan de promover y exaltar la imagen pública a través del trato personal con clientes, medios de comunicación y otras entidades.

Su implementación es de vital importancia para las organizaciones, principalmente en el manejo de crisis, reforzamiento de marca y para resaltar todas aquellas actividades dignas de dar a conocer para que la empresa proyecte una imagen positiva y el público meta adquiera una mejor percepción de la misma.

Esta poderosa herramienta posee la capacidad de otorgar credibilidad y reconocimiento a las marcas a través de generar vínculos estrechos con su público y enaltecer sus virtudes y obras benéficas. De tal manera, se encuentra un punto de equilibrio para la coexistencia de empresas y consumidores satisfechos, atendidos y escuchados.

A continuación te comparto una metodología paso a paso para diseñar y ejecutar una campaña de RP efectiva:


1. Situación: Realizar un análisis situacional de factores internos y externos para clarificar aspectos en torno a lo que se desea conseguir.

2. Objetivos: Plantear objetivos concretos para favorecer, realzar y prestigiar a la marca. Mediante los objetivos se establece aquello que la empresa pretende lograr a través de la campaña.

3. Público Objetivo: Establecer el público adecuado para dirigir la campaña e identificar los medios de comunicación que utilizan con mayor frecuencia.

4. Estrategias: Instaurar una serie de acciones que, de manera conjunta, cumpla con los objetivos planteados de manera eficiente. Además de la creación del tema o concepto de la campaña.

5. Tácticas: Consiste en crear los pasos sistemáticos para llevar a cabo la estrategia.

6. Calendario: Calendarizar la temporalidad de la campaña y las fechas clave en que se ejecutarán las tácticas. Es fundamental que una campaña tenga en cuenta el principio y el fin de la misma; si se prolonga demasiado puede ser perjudicial.

7. Presupuesto: Existe un sinfín de técnicas para fijar el presupuesto (en base a la competencia, al porcentaje de ventas, al presupuesto del año anterior, una cantidad arbitraria, etc.), todo dependerá de los objetivos y la manera en que se desean alcanzar.

8. Evaluación: Sin la implementación de este último punto la campaña prácticamente no servirá de nada. Aquí es donde nos preguntamos: ¿Se alcanzaron los objetivos? ¿Cuál fue el alcance y la frecuencia? ¿Incrementaron las ventas? Debe realizarse una valoración y utilizar instrumentos de medición para conocer el rendimiento y la efectividad de la campaña.

Indudablemente las relaciones públicas de una empresa son un factor determinante para el éxito de la misma.

Las RP complementan de manera estratégica el proceso mercadológico y comunicacional establecido en función de los diversos segmentos de mercado, cuyos consumidores poseen características demográficas, geográficas, psicográficas y conductuales completamente distintas unas de otras, por lo cual el proceso de relaciones públicas nos ayuda a comprender de manera eficaz al target, planificar aquellas tácticas o estrategias a implementar, realizar un proceso de comunicación para establecer relaciones duraderas y analizar los resultados finales de toda la campaña para medir su efectividad e impacto en el mercado.