Power Tools

Pasar más tiempo en
la oficina no significa
ser más productivo

Para muchas empresas, pasar largas horas en el trabajo no es sinónimo de productividad laboral, por lo que dependiendo del tipo de organización, reducir los horarios laborales ayuda a mejorar tanto la calidad de vida de los trabajadores y de los centros de trabajo. 
Mara Echeverría 
08 abril 2015 23:53 Última actualización 09 abril 2015 8:28
Tiempo laboral

México es uno de los países con largas jornadas laborales. (Sabina Iglesias)

México es uno de los países donde los horarios laborales superan las 40 horas a la semana mientras en otros de Europa y algunos de América Latina se trabajan de 32 a 35 horas.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista Forbes, México es el segundo de los países emergentes donde los empleados pasan la mayor parte de su tiempo en sus trabajos, pues el 29 por ciento de la población labora más de 50 horas semanales.

Pero, ¿pasar más tiempo en el trabajo significa más productividad? De acuerdo con los especialistas, no. Pasar muchas horas en el trabajo implica perder lucidez y capacidad de análisis a lo largo de la jornada, y hasta puede llevar a reducir las horas de sueño, lo que ocasiona cansancio físico y mental e incrementa la tendencia a cometer errores.

Reducir el tiempo libre de los empleados también repercute en su salud, pues podrían experimentar trastornos físicos y emocionales; la sobrecarga de trabajo puede convertirse en una situación que causa estrés y entonces se vuelve un problema de salud no sólo para las empresas, sino también para la personas y el gobierno, explica Fernando Calderón, director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCC.


Para Griselda Hernández, directora general de Kelly Services Mexico, la extensión de los horarios de trabajo tiene que ver con la dinámica que se genera en la empresa; sin embargo, considera que por cuestiones culturales los empleados mexicanos trabajan más del tiempo mínimo que se demanda por diversas razones, entre ellas elevar sus ingresos, tener más tiempo de comida o evitar el tráfico en horas pico.

En este sentido, Calderón apunta que los empleados mexicanos relacionan tener una jornada larga de trabajo o estar disponibles en todo momento como una señal de compromiso y lealtad ante sus jefes, pero también refleja miedo a perder el trabajo. Además, implica mayores costos para las empresas.

REDUCIR EL HORARIO DE TRABAJO NO APLICA PARA TODOS

En la mayoría de los casos, el reducir el horario de trabajo tiene beneficios enfocados en la salud de los empleados, pues puede bajar los índices de estrés laboral, acto que lleva a mejorar la productividad de las empresas y la calidad de vida de los trabajadores. Sin embargo, no todos los puestos ni todas las personas pueden laborar bajo estos sistemas.

“No podemos generalizar, dependerá de la organización y del área específica de la que se trate”, refiere Calderón, quien añade que reducir horarios aplica para quienes pasan menos tiempo en la oficina, mientras quienes tiene tareas más administrativas pueden adoptar otros esquemas para ser más eficientes.

Pero pasar menos tiempo en la oficina también es una cuestión generacional, pues para los millennials es mucho más importante tener un balance entre su vida laboral y personal.

“Las organizaciones tienen que cambiar, porque esos jóvenes serán quienes ocupen los trabajos en el corto y mediano plazo y si las organizaciones no se adaptan a este nuevo balance, tendrán problemas para mantenerse”, agrega Calderón.

Por otra parte, Hernández considera que en México las personas no están preparadas para trabajar bajo este sistema. “Culturalmente nos cuesta trabajo la parte de responsabilidad. Se nos hace muy fácil faltar al trabajo un día o llegar tarde, entonces la actitud y la madurez de la gente es lo que sería determinante para una decisión de esta naturaleza, pero aplicarlo a todo el mundo sería difícil”.

CÓMO TENER EMPLEADOS PRODUCTIVOS

La productividad de los colaboradores la generan las empresas, por lo que la directora de Kelly Services recomienda tener un programa de desarrollo del capital humano, en el que haya una preocupación genuina por las necesidades de los colaboradores, es decir, saber qué los motiva, qué los impulsa y de qué manera balancean su vida personal con el trabajo.

“Es importante que haya un programa de desarrollo, liderazgo y capacitación para que el capital humano esté contento, porque para que una persona sea productiva tiene que amar lo que hace”, refiere.

En tanto, el director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCC considera que se debe trabajar bajo resultados y objetivos, ya que así se puede tener flexibilidad con los horarios y espacios de trabajo, cuestiones que comienzan a tener relevancia en la cultura organizacional de las empresas.

Para este especialista, es relevante que el cambio en la organización laboral esté enfocado en resultados, por lo que debe haber metas, además de que las empresas provean las herramientas necesarias para que los trabajadores realicen sus labores.

TIPS

Estos son algunos consejos que te ayudarán a tener mejores resultados:

- Levantarte temprano para evitar retrasos.

- Enlistar los pendientes y realizar los más difíciles por las mañanas.

- Establecer metas precisas.

-Tomarte un respiro de 5 minutos.

-Cuidar los snacks que consumes en el trabajo.

. Restringir el uso de redes sociales.