Power Tools

Mujeres dudan al hablar de sus hijos al emplearse

Si estás buscando empleo y tienes hijos, buscas tenerlos o dejaste de trabajar un tiempo para cuidar de ellos, seguro te sientes incómoda al hablar de esto en la entrevista con el reclutador. Entonces, ¿debes guardar silencio o hablar de ellos?
Stephanie Cuevas
25 mayo 2016 19:6 Última actualización 25 mayo 2016 19:22
entrevista de trabajo

entrevista de trabajo (Bloomberg)

Las mujeres mexicanas siguen dudando sobre hablar de sus hijos o sus planes de tenerlos durante una entrevista de trabajo, por temor a ser descartadas del proceso de contratación o conseguir un sueldo más bajo.

Ivonne Vargas, especialista en Recursos Humanos de Bumeran.com, señaló que lo ideal es hablar al reclutador con transparencia sobre este tema, ya que no siempre podrás ocultar a tu familia, sobre todo si buscas algún plan de seguro o flexibilidad de horarios para atenderlos.

En México no hay ninguna ley específica que prohíba a un empleador preguntar al aspirante sobre los hijos, su edad o sus planes a futuro sobre este tema; sin embargo, dijo Vargas, existen normas y asociaciones que las amparan en caso de que la no contratación haya sido por estas razones, pero remarcó que es muy difícil comprobar este tipo de actos.

No obstante, las empresas suelen hacer estas preguntas sobre los hijos, ya que requieren conocer la disponibilidad de tiempo que tendrá la mujer para alguna actividad que requiera de más tiempo en la oficina.

Además, aunque ya está avanzado en México, el tema de las prestaciones y seguros para las madres aún repercute en la contratación de las profesionistas.

Vargas recomendó antes de llegar a una entrevista de trabajo, investigar sobre la apertura de la empresa hacia el tema de maternidad, y de no ser una compañía amigable con las mamás, preguntarte si concuerda con tus intereses.

Además, señaló que lo más importante en cualquier caso es ser sincero con las respuestas que se dan, y en algún momento comentar la existencia de los hijos o los planes a futuro, y no dar mayor explicación de no ser necesario.

Aquí hay algo importante, hay que dejar muy claro cuál es la disposición que se tiene para cubrir el trabajo con todos los retos que implique, en este sentido podría ser: ‘sí tengo hijos y dentro de mis metas está la creación de una familia, pero también está tener un trabajo que me permita un reto profesional y me permita un reto intelectual’

Lo mismo sucede cuando se busca reincorporarse al mercado laboral luego de haberse tomado un tiempo para el cuidado y crianza de los hijos: se debe ser transparente en las respuestas.

Pero en este caso, Vargas señaló que es importante que las mujeres no dejen de actualizarse en su campo, con cursos o proyectos, para que al regresar puedan respaldarse y sentirse más confiadas en las entrevistas laborales.