Power Tools

Estudiar o trabajar, ¿y por qué no las dos cosas?

La falta de experiencia al buscar empleo es una de las limitantes para los jóvenes, por lo que expertos recomiendan compaginar el estudio y el trabajo, lo que les permitirá obtener bonos extras y ventajas ante los demás.
Clara Zepeda
24 abril 2016 20:21 Última actualización 25 abril 2016 5:0
Estudiar o trabajar, ¿y por qué no las dos cosas?

Como profesor universitario, me gusta que los alumnos estén comprometidos con sus estudios académicos, dice el experto. (El Financiero)

¿Estudias o trabajas? Por motivos económicos o para adquirir experiencia, compaginar los libros con un empleo de manera simultánea te da puntos extra cuando terminas la universidad, pues cada vez más las compañías valoran que los candidatos a un puesto hayan trabajado durante su época de estudiante.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional de la Juventud, de aproximadamente 19 millones 621 mil 962 jóvenes de entre los 19 y los 29 años que hay en México, alrededor de un millón 779 mil 424 compaginan los estudios con un empleo; es decir, únicamente el 9.06 por ciento de este segmento.

En México, la tasa de desocupación en los jóvenes de 15 años a más durante el cuarto trimestre de 2015 fue de 2.5 por ciento, lo que significa el cuatro por ciento de la población económicamente activa.

Es recomendable buscar prácticas profesionales o tener puestos de medio tiempo, pues te ayuda a complementar la carrera

Lo anterior significa que cerca de 2 millones 240 mil jóvenes mayores de 15 años estuvieron desocupados en el periodo mencionado.

Mientras que el 39.58 por ciento, es decir poco más de 35 millones 245 mil jóvenes mayores de 15 años se encuentran entre la población económicamente activa.

Uno de los problemas que enfrenta la población joven al momento de buscar trabajo es la falta de experiencia laboral: 18.2 por ciento de los jóvenes desocupados no cuenta con esta experiencia.

Miriam Trillo, líder de Hays Response, aseguró que es recomendable tener tiempo de experiencia antes de salir de una carrera universitaria. “Es recomendable ir buscando estas prácticas profesionales o tener un puesto de medio tiempo, es muy bueno, toda vez que te ayuda a terminar de complementar la carrera”, aseguró.

Flexibilidad y competencias

La experta de Hays Response aseveró que por lo general los alumnos tienen conocimientos muy teóricos, por lo que al trabajar pueden adquirir la práctica que les falta como último conocimiento.

Además, Miriam Trillo reveló que las empresas valoran que hayas trabajado cuando menos seis meses, aproximadamente, antes de llegar a una empresa, debido a que así consideran que no te tienen que formar en la totalidad, debido a que los aspirantes ya tienen experiencia previa.

“Como profesor universitario, me gusta que los alumnos estén comprometidos con sus estudios académicos. Pero al mismo tiempo, a los empleadores les gustan los candidatos que hacen algo más, además de acudir a clase”, comentó Jorge César Rodríguez Orozco, director de la carrera de Ingeniería Industrial y de Sistemas del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

El catedrático reconoció que las universidades tienen una doble tarea, por un lado, se tiene que satisfacer las necesidades del entorno laboral, pero también se tienen que cumplir con las necesidades de crecimiento profesional que tienen como personas.

Recomendó abogar por adquirir competencias genéricas, que tienen que ver con el manejo de otros idiomas, adquirir una visión global y saber trabajar en equipo.

Aun hoy, la mayoría de planes de estudios universitarios ofrecen flexibilidad de horarios que en ciertos casos, resultan compatibles con trabajos a media jornada.