Power Tools

¿Cómo fomentar la confianza, el compromiso
y la colaboración?

La confianza, el compromiso y la colaboración son factores indispensables para generar un ambiente laboral sano, por lo que expertos coinciden que para crearlas y fomentarlas, son necesarias las expectativas claras entre empleados y directivos y  el planteamiento de retos que generen lealtad en la compañía.
12 febrero 2015 0:37 Última actualización 18 febrero 2015 7:19
management

El buen ambiente de trabajo es resultado de un esfuerzo conjunto entre directivos y empleados. (Sabina Iglesias)

Un excelente lugar de trabajo no es producto de la casualidad, es el resultado del esfuerzo de líderes y colaboradores que en conjunto construyen ambientes laborales idóneos no solo en pro de la rentabilidad de las organizaciones, sino también del desarrollo de las personas.

Distintas consultoras coinciden en que existen tres aspectos fundamentales: la confianza, el compromiso y la colaboración. Sin un ambiente de confianza, no se podrá tener un ambiente laboral propicio para las sanas relaciones interpersonales, no se tendrá el compromiso de los colaboradores, no existirá un sentido de pertenencia por lo que las personas no darán lo mejor de sí mismas. Mientras que sin la colaboración, no podrá existir un ambiente de equipo, innovación e involucramiento hacia el logro de los objetivos organizacionales.

Para Great Place to Work, la confianza es un ingrediente que depende tanto del colaborador como del líder. Desde la visión del colaborador, un excelente lugar para trabajar es aquel donde se confía en las personas para las que trabajan, se sienten orgullosos por lo que hacen y disfrutan de las personas con las que trabajan.


Es decir, “los colaboradores valoran en gran medida la calidad de las relaciones interpersonales, entre líderes y colaboradores, así como entre pares, en el lugar de trabajo”, dijo Jennifer Amozorrutia, Gerente de Investigación y Mejores Prácticas, Great Place to Work México.

Agregó que por ello es el elemento más importante que debe existir en un ambiente de trabajo, la cual se genera a través de la credibilidad y congruencia de los líderes.

Otra manera por medio de la cual se genera un ambiente de confianza es a través del orgullo de los colaboradores hacia su trabajo, sus compañeros y hacia la organización para la que trabajan al mismo tiempo en que se fomenta un compañerismo tal que les permita integrarse y crear un sentido de familia y equipo.

Ahora bien, desde el punto de vista de los líderes de la organización, un excelente lugar de trabajo es donde se logran o exceden los objetivos de la misma, con personas que entregan lo mejor de sí mismas y trabajan unidas como familia.

Por otro lado, el compromiso es un lazo emocional que une a los colaboradores con la organización. El generarlo es todo un reto debido a los constantes cambios en el mercado laboral, sin embargo es importante para generar sentido de pertenencia hacia la organización y retener al talento más competitivo y especializado.

“Los colaboradores altamente comprometidos no solo viven la filosofía organizacional sino que se convierten en embajadores que promueven el orgullo de pertenecer a ella, dan lo mejor de sí mismos hacia el logro de los objetivos organizacionales, promueve comportamientos positivos en beneficio de la organización y genera un ambiente constructivo, lo cual representa una gran ventaja competitiva para las organizaciones”, afirmó la consultora de GPTW.

El tercer elemento fundamental para crear excelentes lugares de trabajo es la colaboración. Significa compartir conocimiento y aprendizaje con personas (dentro y fuera de la misma organización) para alcanzar objetivos finales significativos para la compañía. Es un proceso a través del cual las personas que ven diferentes aspectos de un problema pueden explorar constructivamente sus diferencias y buscar soluciones que van más allá de su propia visión limitada de lo que es posible.

“La confianza cobra un papel particularmente importante para que se genere un sentido de cooperación y puedan facilitarse relaciones de intercambio dentro de la organización y a nivel personal. Cuando las personas cooperan con otras dentro de un esquema de reciprocidad, comunicándose y coordinándose efectivamente, también se fortalece el compañerismo. La colaboración es estratégica para las empresas que quieren innovar y atraer talento”, dijo Amozorrutia.

Por su parte, Mauricio Brehm, profesor decano del área de dirección de personal del IPADE, explicó que se deben llevar a cabo tres pasos para generar lazos de confianza, compromiso y colaboración.

1Tener expectativas claras de ambas partes, es decir, tanto la empresa como trabajador deben estar conscientes de lo que el otro espera en términos de resultados y objetivos a alcanzar.

2 Plantear acuerdos retadores pero alcanzables, es decir metas pequeñas para que los colaboradores puedan trabajar hacia ello.

3 Compromisos cumplidos de ambas partes, esto genera lealtad y reciprocidad entre la empresa y los colaboradores.