Power Tools

Cómo mejorar tu reputación profesional
en redes en 5 pasos

Generar comentarios sobre la industria donde se quiere empleo y pedir que otros validen destrezas profesionales, es clave para construir una reputación en línea poderosa. Invertir en ello incrementa 10% la posibilidad de recibir una oferta laboral.
Redacción
08 junio 2016 16:53 Última actualización 08 junio 2016 17:45
Etiquetas
Encontrar un empleo ideal depende en gran medida de utilizar una estrategia adecuada al buscarlo. (Especial)

Encontrar un empleo ideal depende en gran medida de utilizar una estrategia adecuada al buscarlo. (Especial)

Actualmente, un cuarto de las empresas toman en cuenta la reputación online de un candidato al reclutar, por lo que construir una buena reputación profesional en línea, con una marca personal poderosa en las redes, aumenta 10 por ciento la posibilidad de recibir una oferta de trabajo.

Por el contrario, 21 por ciento de las organizaciones dice haber rechazado a un candidato por su actividad en las redes sociales, de acuerdo con la escuela de negocios Instituto de Empresa y la Sociedad Internacional de Recursos Humanos. 

Considerando que las compañías muestran más interés en utilizar las redes profesionales para ampliar información sobre un perfil, el portal de empleo Bumeran.com señala que los candidatos tienen el reto de atender aspectos como la presentación de datos atractivos y actualizados a lo que se busca profesionalmente, además de cuidar la imagen y ser consciente que hoy la privacidad es un elemento prácticamente imposible de conseguir.

Aquí 5 pasos para crear tu reputación profesional en las redes:

1. Di lo que sabes hacer.
Internet es una oportunidad para mostrar tu experiencia, comparte artículos, estudios, comentarios sobre lo sucedido en el campo donde laboras o quisieras incursionar. También es interesante crear comunidades entorno a un tema o debates. Incursionando en las redes desde la perspectiva de ‘contribuir’, los empleadores te perciben de otra manera. Aspira a ser autoridad en la materia.

2. ¿Contenido de calidad? Con la interacción que hay en redes sociales pareciera innecesario enfatizar que es vital cuidar las fotos y los comentarios en internet. Especialmente el contenido relacionado con momentos vergonzosos, agresión contra empresas o colegas, situaciones sexuales. Aquí aplica la máxima que lo divertido para ti, puede no ser igual de ‘chistoso’ para un empleador.

3. Que alguien más hable de ti.
Piensa, luego de incrementar tu actividad profesional en redes, ¿quién puede recomendar tu trabajo?, y ¿a quién solicitar que valide algunas de tus principales destrezas? En redes con un perfil profesional, como LinkedIn, esto es una práctica común que se puede aprovechar definiendo acertadamente tus competencias. A nivel ejecutivo las recomendaciones pueden proceder de clientes y en otros niveles se vale recurrir a colegas / exprofesores y personas de la industria, en general, con quien se haya colaborado. Si alguien habla bien de ti, devuelve el favor, y recomienda a otros.

4. Sé consistente. Hacer un comentario una vez al mes o postear cada que lo recuerdes lejos está de consolidar la reputación online. Tu imagen se conforma de la continuidad con que comentes, compartas con otros contenidos interesantes y, si las empresas prestan atención a la gente que ha seguido su marca continuamente, con mayor razón hay que fijar un plan para comentar tanto intereses profesionales, como noticias difundidas por las organizaciones de interés.

5. Optimiza tu presencia. Si en algunas ocasiones no hay tiempo para estar actualizando tus comentarios, puedes unirte a grupos y estar activo en esos sitios compartiendo noticias, eventos, o dejando una nota breve sobre la información publicada. Es una manera de seguir presente, aunque a largo plazo la apuesta debe ser ampliar tu reputación y perfil profesional a otros espacios.