Opinión

Y lo hizo Trump…

 
1
 

 

Y Trump lo hizo... (Especial)

No resistió Ford. Ayer se rindió a las presiones del presidente electo Donald Trump y anunció la cancelación de su proyecto de construcción de una nueva planta en San Luis Potosí, lo que implicaría una inversión de mil 600 millones de dólares.

Es éste el mayor éxito de Trump hasta ahora, quien ha presionado a diversas compañías para que suspendan proyectos de inversión fuera de Estados Unidos (EU).

La historia del litigio comenzó desde hace muchos meses. Desde finales de 2015 se conoció la estrategia de Ford de mover su producción de autos compactos a México, como única forma de mantenerse competitivos, reservando la producción de vehículos de mayor tamaño en sus plantas de EU.

La estrategia fue criticada por el precandidato Trump desde el principio. Los ataques arreciaron cuando se hizo oficial el proyecto de inversión en San Luis Potosí por un monto de mil 600 millones de dólares, el 5 de abril del año pasado.

Ante ello, Trump amenazó con imponer un arancel de 35 por ciento a los autos producidos fuera de EU que pretendieran venderse en el mercado de Estados Unidos.

Todavía el pasado 19 de septiembre, Mark Fields, CEO de la empresa, defendió los proyectos de Ford y argumentó la creación de 28 mil nuevos empleos en Estados Unidos por parte de la empresa en los últimos cinco años.

La presión fue demasiado grande para la armadora de Detroit y ayer anunció la cancelación de la inversión prevista, aunque mantiene los planes para producir el Focus, pero en la planta que la Ford ya tiene instalada en Hermosillo.

No especificó si habría alguna ampliación de ella. Pero sí anunció nuevas inversiones de 700 millones de dólares en Flat Rock para producir un nuevo vehículo eléctrico, en Michigan, que serán financiadas con los recursos que ya no se canalizarán a la nueva planta de México.

Hasta ahora ninguna gran inversión planeada para México había sido cancelada. La emblemática Carrier decidió no cerrar su planta en Indiana, pero tampoco canceló su proyecto en Nuevo León. Rexnord, una empresa de equipo industrial en Indiana fue criticada por Trump, pero sostuvo –hasta ahora- su proyecto para moverse a Nuevo León.

Ayer mismo, Trump criticó a GM por la fabricación de algunas versiones del Cruze en México y la empresa respondió señalando que la mayoría de los autos de este modelo que se venden en EU se fabrican en su propio país.

La decisión de Ford muestra que se requiere una hábil e informada estrategia para negociar de manera eficaz con el gobierno de Trump.

El fondo del asunto es que el gobierno norteamericano no podrá lograr simultáneamente ganarle a China y pelearse con México.

Esa es la clave de la estrategia negociadora que tiene nuestro país y que quizás esta misma semana tenga definiciones.

Por lo pronto, el nerviosismo le pegó al peso y el dólar llegó a cotizar ayer hasta en 21.11 pesos al mayoreo, tras conocerse la decisión de la armadora norteamericana, un máximo histórico.

Lo ocurrido muestra la importancia de tomar decisiones pronto, faltando 16 días para que Trump asuma la presidencia de EU.

Ayer, además, ya se definió quien encabezaría la contraparte norteamericana en una negociación del TLCAN: el abogado Robert Ligththizer, quien será el representante comercial de Estados Unidos.

El tema requiere de más análisis.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Gasolinas, dólar y precios
Un mercado interno que no aflojó
Cinco preguntas sobre los precios de las gasolinas