Opinión

¿Y el campo, apá?

 
1
 

 

maíz, Cuartoscuro


Hace no muchos meses GUILLERMO MORENO, financiero de muy buen prestigio y amplia experiencia en México fue llamado por un Secretario con la responsabilidad de crear y aplicar políticas públicas en favor de la producción agrícola en un estado rico, muy rico, priista, en ese entonces, y costero con el Golfo de México.

La cita fue estimulante para Guillermo quien gusta de los retos: “establecer estructuras financieras SIN COMPONENTES DE CORRUPCION que permitan financiamiento al campo, peculiarmente a pequeños productores, ejidatarios organizados o cooperativas de producción en el sector primario de la economía”.

Como ese había sido la petición uno de Guillermo, Director General de PGL CAPITAL se procedió a entrevistar a productores de frijol, de maíz, de sorgo, aguacate, papaya, mango cítricos, productores de camarón incluso, entre los más importantes. Fueron muchos meses de viajes, citas, horas de grabación y mucho arrastrar el lápiz para conocer a precisión en dónde se encontraban las áreas de oportunidad.

Muchos problemas enfrente: agricultores sin estímulos para la producción, sin capacidad de influir en procedimientos de comercialización, atados a paquetes tecnológicos de precios altos, arbitrarios y desvinculados del cuidado de la tierra. Los ganones: siempre los intermediarios.

Guillermo con su equipo de trabajo, que no es pequeño, fueron hilando vías alternativas sometiendo invariablemente cada paso al escrutinio de los productores y haciendo “corridas” de supuestos.

Terminaron el ejercicio en 2015 luego de haber incorporado a un elemento fundamental como es el de la cobertura y del proceso de aseguramiento y reaseguramiento.

Incluso se viajó a España para incorporar elementos de reaseguramiento en este modelo que tenía todo para ser reconocido como “experimental” y rompedor de paradigmas en México y por supuesto en gran parte de América Latina.

Como no hay elementos que pudieran incorporarse porque materialmente no existen para esta materia, Guillermo rompió paradigmas conformando paquetes y herramientas que la cadena financiera aceptó luego de estudiarlas detenidamente.

El modelo, en computadora, fue corrido en diversas realidades: en bonanza, en situaciones “normales” o bien en situaciones desastrosas por cuestiones climatológicas. En todas se detectaron los baches para subsanarlos.

El sector asegurador y reasegurador, para no dejar de lado al sector bancario comercial, estaban entusiasmados con la idea de iniciar un programa piloto.

Recuerda Guillermo que en alguna ocasión un gobierno Federal decidió aportar 100 mil pesos de “subsidio” para facilitar la mecanización del campo nacional. ¿Sabe qué pasó? Que los tractores aumentaron de precio, a nivel nacional, curiosamente 100 mil pesos.

El caso es que se llegó al modelo final para que sentados en una elegante sala de juntas con muchas sillas, cuando se iba a dar por aceptado el asunto en el que se invirtió mucho tiempo y dinero, casi un millón de pesos, el Sr. Gobernador de tempestades por cierto, mandó una tarjetita a su Sr. Secretario para avisarle que el modelito habría de ser corrido con sus amigos de Financiera Rural (porque ya había arreglado algunos inconvenientes para que ello fuera posible).

Esa semana el Secretario de Agricultura de ese estado presentó su renuncia y Guillermo dio por perdido el recurso que se invirtió en la conformación de ese modelo de financiamiento al campo A PRUEBA DE COMPONENTES DE CORRUPCION.

Y así, perdimos otra oportunidad.

Twitter:@ETORREBLANCAJ

Correo:direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:

Atender a empresas familiares, pide Tec de Monterrey

Tec de Monterrey sugiere a Inadem atender empresas familiares

¡Prendarios unidos jamás serán vencidos!