Opinión

¿Y después del incremento en las tasas?

 
1
 

 

edificio de la fed

¿Y qué seguirá después del incremento de las tasas de interés que se daría esta semana? Pues… más incrementos.

No parece quedar siempre claro que a lo que eventualmente nos enfrentaremos no es a una mera alza como cualquier otra sino a un cambio de ciclo, al arranque de una nueva era.

La mayor parte de los pronósticos estima que el próximo año habrá otros tres o cuatro incrementos, para concluir  2016 con un alza de alrededor de un punto porcentual.

Parece muy poco, pero cuando todas las tasas en Estados Unidos (EU) están extremadamente bajas, pero cuando los bonos del Tesoro a un año pagan 0.94 por ciento al año, un incremento de un punto significa duplicar la tasa.

¿Cuál será el impacto que este movimiento tenga sobre el crecimiento de EU?

No hay opiniones unánimes. Algunos creen que el impacto será marginal. Otros temen que el movimiento alcista pueda frenar una recuperación que aún ven inmadura.

México tendrá un impacto derivado de lo que le ocurra a la economía de EU así como de la política monetaria que se aplique en nuestro país.

Aquí caben dos posibilidades. La primera es que se sigan medidas ‘espejo’, es decir, que los incrementos que se apliquen aquí sean aproximadamente al mismo tiempo y en la misma proporción que en EU.

Pero si persisten y se agravan las presiones sobre el peso y se empieza a contagiar la inflación entonces se daría el segundo escenario, con incrementos de tasas en México superiores a las de EU.

Aunque el costo del fondeo no es el principal determinante del nivel de las tasas activas en nuestro país, un aumento de uno a dos puntos sí puede ser relevante para la TIIE, que es la tasa de referencia para muchos créditos corporativos.

Un mayor costo de los créditos empresariales sin duda puede ser un factor inhibitorio de la actividad económica. Así que es otro elemento de riesgo que deberá tomarse en cuenta para 2016.

Sin embargo, de lejos, el factor más influyente en la actividad económica del próximo año será el desempeño de la economía de EU.

Si la Fed aplica las alzas correctamente y no marchita prematuramente la recuperación de la economía estadounidense, entonces lo más probable es que tengamos el menor costo posible del alza de las tasas.

Si se apresura en exceso o si no comunica adecuadamente, desatando especulación y temores, entonces, también podemos tener un impacto severo. No podemos ignorar que las medidas que se tomen esta semana y lo que auguran, serán las más importantes de la política económica en años.

UN PRECIO SIN FONDO

El desplome de los petroprecios se explica de manera sencilla. De acuerdo con las estimaciones de la Agencia Internacional de Energía, ubican la demanda mundial de crudo en 95.3 millones de barriles mientras que la oferta es de 96.8 millones, 1.5 millones adicionales, y eso sin considerar el volumen extra que aportará Irán a partir de enero.

La cifra de inventarios de crudo en EU, aunque bajó levemente respecto al final de noviembre, está 27.6 por ciento por arriba de la de hace un año.

Es elemental: mientras no baje la oferta de crudo en el mundo o la demanda no crezca, los precios seguirán bajos y quizá descendiendo aún más.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Cinco preguntas sobre el desplome petrolero
¿Cuánto subirán las tasas la próxima semana?
¿Dinero bueno al malo?