Opinión

¿Windows ya no es Windows?

 
1
 

 

Windows 10

Llevo una semana con cierto nivel de frustración porque la actualización de aniversario de Windows 10 —que realicé hace unos días— me reconfiguró la forma en la que solía trabajar. Los momentos más irascibles del día los tengo frente a mi computadora, cuando intento manipular el tamaño de una ventana en el explorador de Windows para tener frente a mí tres pequeñas pantallitas.

Simplemente no se puede. Ocurre lo mismo con Office. Windows dejó de ser Windows; es decir, dejó de permitir el uso de varias ventanitas al tamaño del gusto de cada usuario.

Hay otras cosas ‘diferentes’ a las que también me debo acostumbrar.

Una es que resulta imposible copiar un grupo de direcciones de correo electrónico en Outlook.

Debe uno hacerlo manualmente, uno por uno. ¿Una más? Sigue apareciendo en automático un cuadrito en el escritorio que te avienta las fotografías de tu carpeta de ‘Imágenes’ sin que lo pidas —con el riesgo de comprometerte en público—. Afortunadamente esto último ya lo arreglé.

Al parecer hay varios usuarios que tienen algún problema similar al mío porque Microsoft escribió la siguiente respuesta ante los “problemas conocidos con Office y Windows 10”: ‘Estamos trabajando para solucionar los problemas que puedan surgir al usar Office con Windows 10. Mientras tanto, use las soluciones alternativas siguientes para corregir los problemas…’

Estos son días muy demandantes para la empresa que encabeza Satya Nadella. En dos semanas —el miércoles 26 de octubre— la firma dará a conocer sus anuncios más importantes del segundo semestre, y ha convocado a toda la comunidad internacional a estar atentos a ellos.

Mucho de lo que revelará podrá ir en el sentido de ampliar las especificaciones de Windows 10; y se especula en el mundillo de la tecnología que lanzará nuevas versiones de las tabletas Surface, que sí, realmente son una maravilla.

Microsoft anunció ayer el despliegue global de su estrategia comercial para sus lentes Hololens, unas fenomenales gafas que combinan realidad aumentada con el mundo real. ¿Qué efecto tiene? Quien los use puede mirar una pantalla de TV flotando a unos metros frente a sí mismo, y sintonizar ahí un partido de fútbol o una serie de Netflix.

También es posible mirar maquetas, fotos o construcciones enteras, virtualmente y combinadas con el mundo real. Hololens permite experimentar el mundo como si todos viviéramos dentro del juego Pokémon Go, pero con muñequitos más interesantes.

Quizá dejó de importar que Windows ya no permita trabajar con ventanas. Uno mismo es quien se tiene que ajustar a las nuevas interfaces. El mercado de hecho piensa así: los títulos de Microsoft han subido consistentemente durante los últimos cinco años.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El doloroso episodio del Galaxy Note 7 de Samsung
Cáncer
'Little Potato' defiende el TLC