Opinión

¿Volverá a bajar tasas Banxico?

Esta semana el Banco de México llevará a cabo su reunión de política monetaria y como es costumbre, la Junta de Gobierno publicará su decisión este viernes 11 de julio a las 9:00 de la mañana. En mi opinión, las circunstancias de corto plazo son ligeramente diferentes con respecto a las que había cuando la Junta de Gobierno decidió recortar la tasa de referencia el pasado 6 de junio. No obstante, las condiciones de mediano plazo son prácticamente las mismas, lo que aunado a lo sorpresiva que fue la disminución de la tasa de referencia en la reunión anterior, hace difícil pronosticar qué decidirá la Junta de Gobierno del Banco de México esta semana.

En cuanto a las circunstancias de corto plazo, por un lado, la inflación anual se encuentra ligeramente más alta que el dato que se tenía en la reunión anterior (3.7 por ciento vs. 3.5 por ciento). Por otro lado, con excepción de las encuestas manufactureras de junio, todos los demás datos relevantes sobre la actividad económica que se han publicado desde el último comité de política monetaria han excedido las expectativas, en mi opinión, apuntando a un mejor desempeño.

Adicionalmente, el peso mexicano ha perdido terreno respecto al dólar (el tipo de cambio está cerca de 13 pesos por dólar, mientras que previo a la reunión se ubicaba en 12.85). En el corto plazo, estas circunstancias dan poco apoyo para que Banxico decida recortar nuevamente la tasa de referencia, comparado con las condiciones que imperaban el pasado 6 de junio.

En cuanto a las circunstancias de mediano plazo, de la misma manera que el propio Banco de México, sigo pronosticando que la inflación converja a 3.0 por ciento en 2015, principalmente por la nueva política de precios de las gasolinas que entrará en vigor el primero de enero de 2015. Aunque todavía no se han hecho públicos los detalles de dicha política, es muy probable que los precios de las gasolinas se incrementen alrededor de 4.0 por ciento anual, en lugar de las tasas de crecimiento que han observado en los últimos años por encima de 10 por ciento. En otras palabras, en lugar de que la gasolina Magna aumente nueve centavos el primer sábado de cada mes, ahora el incremento podría ser de cuatro o cinco centavos al mes, por ejemplo.

En este contexto, considero que no existe ningún tipo de riesgo político en la adopción del “nuevo desliz mensual”, a pesar de que un menor incremento cada mes podría implicar menores ingresos fiscales -cuando el precio nacional está por arriba del internacional-, o inclusive menores niveles de subsidio -cuando el precio nacional está por debajo del internacional-, sobre todo porque en junio del año que entra tendrán lugar los comicios para renovar la Cámara de Diputados, entre otros puestos públicos de elección popular. No obstante lo anterior, hay un riesgo geopolítico importante derivado principalmente del conflicto en Irak, en donde si el precio internacional de la gasolina se mantiene en niveles altos de manera persistente o se incrementa más, podría poner en peligro la convergencia de la inflación en México al objetivo de 3.0 por ciento.

En este sentido, considerando el rezago de entre seis y nueve meses con el que actúa la política monetaria en México y el hecho de que el ambiente económico esperado para 2015 no ha cambiado dramáticamente, entonces las condiciones de mediano plazo son muy similares a las del 6 de junio pasado y Banxico podría recortar nuevamente la tasa de referencia el próximo viernes.

No obstante lo anterior, considero que Banxico mantendrá la tasa de referencia sin cambios este viernes. ¿Por qué? En mi opinión, existen tres argumentos que harían que la Junta de Gobierno de nuestro instituto central deje la tasa de referencia sin cambio: (1) La agresividad que caracterizó al último recorte a la tasa de referencia (i.e. 50 puntos base o 0.50 por ciento); (2) mayor evidencia de que tanto la economía mexicana como la de Estados Unidos están repuntando; y (3) las fuertes discusiones que se llevaron a cabo entre los miembros de la Junta de Gobierno en la última reunión (con un voto 3-2 en favor del recorte), que se reflejaron en las minutas de dicha reunión de política monetaria.

Por todo esto, no sólo creo que Banxico no modificará el nivel de la tasa de referencia este viernes, sino que hacia delante, continúo pronosticando que la autoridad monetaria se mantendrá en pausa por un largo periodo de tiempo.

El autor es director general de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en el artículo no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad absoluta del autor.

Twitter: @G_Casillas