Opinión

Voluntariamente a fuerzas

Nada de obligarlos. Los gobernadores y su séquito, perdón, sus legisladores, serán los que tomen la decisión de adecuar su legislación electoral a la reforma constitucional. Eso salió ayer de Bucareli.

Y a unas cuadras, desde Reforma, el coordinador de los senadores priistas, Emilio Gamboa, pidió que respetuosamente se les dijera a los ‘gober’ y a los presidentes de los congresos locales, que tienen los días contados… para hacer la modificación de la legislación.

Así que seguramente en las siguientes semanas, a más de un diputado local le van a interrumpir su fiebre futbolera y lo van a citar respetuosamente para que ¡se ponga a chambear! aunque simplemente sea levantar la mano para sumar su voto.

Recuerde que el PAN ya dijo que si no hacen los cambios, nones, no va a la votación de la reforma energética.

Así que verá que, de repente, les entran a los congresos locales las ganas de sesionar.

Del pescuezo…

De allí le gustaría al ingeniero Cárdenas agarrar a algunos. Y aunque no especificó a quiénes, el tema salió cuando le preguntaron por la duplicación de esfuerzos, del PRD y de Morena, en la recolección de firmas para pedir a la Corte que apruebe un referéndum para echar atrás la reforma constitucional en materia de energía.

Y, ya encarrerado, Cárdenas de plano cuestionó a AMLO por la formación de Morena en lugar de pedirle a los partidos que lo apoyaron unirse.

Pero por lo visto a López Obrador, más que preocuparle las recriminaciones del ‘inge’, estaba angustiado por la salud del presidente Peña, como lo hizo manifiesto en Twitter.

Raudo, Eduardo Sánchez, vocero del gobierno, le agradeció sus ‘atenciones’ y le refirió que no había motivo para ellas.

Pero lo peor fue cuando del respetable, le recordaron a AMLO el tiempo que hizo el presidente en la carrera del Estado Mayor el 22 de marzo: 53 minutos en 10 kilómetros. Acabaron deseando a AMLO que pudiera hacer esos tiempos…