Opinión

Voces

 
1
 

 

Mariguana.

Gil leyó en sus periódicos los comentarios y las opiniones de quienes acompañaron, siguieron y analizaron el fallo de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia a favor de cuatro personas que interpusieron un amparo para producir y consumir mariguana. Gil caminó sobre la duela de cedro blanco y abrió el cajón de los recortes de prensa y las impresiones de internet. Leyó, releyó y eligió este puñado de fragmentos sobre el asunto que un consumidor callejero afuera del edificio de la Suprema Corte resumió así: “el que quiera fumar mariguana que la fume, y el que no, no”. Esta es la feria de la mota, y como diría el filósofo: no son todos, pero son algunos:

···

El consumo de la marihuana, como el de cualquier otra sustancia considerada droga, sea lícita o ilícita, no es inocuo. Los efectos varían según la edad del usuario, la dosis consumida, la frecuencia y las condiciones de salud preexistentes y la vía de administración, por mencionar algunas de las variables más relevantes (…) Muchos de sus efectos mejor estudiados son proporcionalmente menores a los causados por drogas legales, como los ocasionados por el tabaco sobre la función pulmonar, por ejemplo. Un razonamiento comparativo similar permite sostener que el consumo de la marihuana es menos dañino que el del alcohol, en tanto la tasa de mortalidad generada de manera directa o indirecta por el alcohol es alta, y no hay evidencia de que exista una dosis letal para la marihuana.

-Juan Ramón de la Fuente en el sitio electrónico de Nexos.

···

Prohibir implica crear mercados ilegales, organizaciones criminales poderosas y, como el caso de México lo ilustra, muy violentas, homicidios, miles de detenidos –muchos de manera injusta–, violaciones a derechos humanos. Un problema de seguridad pública que en algunos momentos llegó a ser de seguridad nacional. Legalizar la producción, venta y consumo de drogas tarde o temprano significa un problema de salud. El tabaquismo y el alcoholismo son ejemplos claros. De la calidad de la regulación (la legalización nunca es absoluta, sino que consiste en normar las condiciones bajo las cuales se permitirá) y la capacidad de aplicarla depende el tamaño del problema.

-Guillermo Valdés Castellanos, “Doble mirada” en Milenio diario.

···

Un grupo de expertos en Gran Bretaña desarrolló una metodología que les permitió estimar el impacto causado por el mal uso de las drogas, considerando los daños que el consumo de las sustancias provoca a nivel individual y social. De acuerdo con los resultados de esta evaluación el alcohol fue calificado como la sustancia más dañina. Dentro de las 20 sustancias incluidas en el análisis, la marihuana se ubicó en el octavo lugar.

-Dení Álvarez Icaza González en el sitio electrónico de Nexos.

···

Es cierto que la resolución de la Corte no implica la legalización del consumo de la mariguana. Pero sin duda abre el camino a esa discusión al decretar como anticonstitucionales diversos artículos de la Ley General de Salud y por tanto sujetos de amparo (…) Sin duda es el paso más importante que hasta ahora se ha dado en la historia del país para replantearse la visión de la sociedad respecto al tema de las drogas.

Enrique Quintana, “Coordenadas” en EL FINANCIERO.

···

En pocas palabras: el empleo de la mariguana no produce violencia. Algunos resultados incluso señalan que su consumo puede disminuir la agresividad y por lo tanto la probabilidad de realizar delitos de carácter violento bajo sus efectos.

-Luciano Ramos Lira en el sitio electrónico de Nexos.

···

La Suprema Corte puede (encabezar un movimiento contra la opinión mayoritaria) porque entre otras cosas fundamentales para eso está: para vencer los prejuicios de la multitud cuando son inconstitucionales, para definir criterios de legalidad que pueden ser impopulares pero son parte de la letra y el espíritu de nuestro acuerdo constitutivo, el más general pero también el más profundo y el más esencial de todos.

-Héctor Aguilar Camín, “Día con día” en Milenio diario.

···

la decisión de la SCJN sobre la mariguana le brinda una oportunidad única al poder ejecutivo para empezar a abandonar la guerra del narco (cuya violencia ha vuelto a subir; más homicidios dolosos por 100 mil habitantes en el 2015 que en 2014) en el frente interno y también frente a Estados Unidos (…) Se podrían detener o reducir las quemas de sembradíos de mariguana en la sierra del país, evitando así fricciones con los agricultores trabajando por cuenta propia o por encargo de los cárteles. Se podrían reducir o suprimir las detenciones de tráileres transportando mariguana hacia el norte, e interrumpir la búsqueda de narcotúneles en la frontera. ¿Para qué gastar recursos y correr riesgo buscando túneles destinados a introducir una sustancia en parte ya legal en México a un destino donde también es en parte legal?

-Jorge Castañeda, “Amarres” en Milenio diario.

···

Zacatito pal conejo.

Gil Gamés, “Uno hasta el fondo” en EL FINANCIERO.

···

Sí, los viernes Gil toma la copa con amigos verdaderos, copas legales del mortal Glenfiddich 15 que los meseros acercarán en charolas legales que soportarán la botella con el letal líquido ambarino. En el amplísimo estudio se oyó un lamento desgarrador: Ay, mis hijos adictos. En fon, mejor algo de Mark Twain: “El paraíso lo prefiero por el clima; el infierno por la compañía”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Mota y uranio
La audiencia
Mataperros