Opinión

Videgaray lanza ecosistema económico

Parece una cruzada. Lo es. El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, fue muy claro ayer por la mañana cuando dijo que la nueva Iniciativa de Ley para el Incremento Sostenido de la Productividad y la Competitividad tiene también como propósito integrar a las Pymes en las cadenas productivas. Pero no a todas, sólo a las formales. No se puede pensar en un país desarrollado con empresas informales o que no pagan impuestos.

¿Qué es la productividad? La tasa de elaboración de productos o servicios que emerge de procesos de transformación con determinados recursos. Un incremento en la productividad se da cuando con los mismos recursos, un profesional, una empresa o un país, puede producir más; también ocurre cuando se produce la misma cantidad del producto o servicio utilizando menos recursos que los que se usaban antes.

¿Qué es la competitividad? Es el grado de desempeño que tienen los productos o servicios de un profesional, una empresa o un país, en relación a otros similares o equivalentes; es decir, contra sus competidores. Una empresa es más competitiva, por ejemplo, si sus productos o servicios son presentados al mercado con atributos y precios mejores a los de sus competidores. Un país tiene salarios competitivos cuando su fuerza laboral es capaz de generar productos de buena calidad cobrando salarios y prestaciones más baratos.

La iniciativa de ley que impulsa el gobierno ahora tiene como propósito incrementar el desempeño de la economía mexicana en esos dos temas: productividad y competitividad. El secretario Videgaray dijo que la ley obligará a que existan indicadores que permitan medir el avance en ambos temas, y que la banca comercial será clave en el otorgamiento de créditos, con el complemento de la banca de desarrollo, y bajo los nuevos criterios de la reforma financiera que se está implantando.

En el fondo lo que estamos viendo con esta iniciativa es el nacimiento de un ecosistema con atributos múltiples para que la economía avance. Los empresarios podrán cada vez quejarse menos: ya tienen reformas estructurales; ya tienen cancha pareja; ya tendrán la política industrial que tanto anhelaban.

Esta es una iniciativa que irá al Pleno de la Cámara de Diputados hacia noviembre. Idealmente antes de que se cumpla el segundo año entero del gobierno de Enrique Peña Nieto tendremos una ley que obligará al gobierno a habilitar esquemas de competitividad y productividad. Bien, pero… difícil saber si los empresarios estarán a la altura de lo que se les pone en suerte. Esto es como en los toros: a veces el toro es de bandera; pero si el torero está pensando en congraciarse con el público, podría desperdiciar terriblemente la lidia.

Twitter: @SOYCarlosMota