La escasez del agua, drama del mundo y de México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La escasez del agua, drama del mundo y de México

COMPARTIR

···

La escasez del agua, drama del mundo y de México

22/06/2018

Por muy importante que sea el petróleo, “el oro negro”, el ser humano no perecerá por falta de energéticos, sino por falta de agua, “el oro azul”, que es un líquido casi tan vital como el oxígeno.

Hace poco la Unicef y la OMS señalaban que en todo el mundo mueren alrededor de 4 mil niños; entre las principales causas se aducen la falta de acceso al agua potable. En este tema la proyección hacia el futuro es todavía más dramática: se cree que en al año 2025, alrededor del 56 por ciento de la población mundial tendrán muchos conflictos en el suministro de agua potable. En la actualidad, aproximadamente uno de cada cinco habitantes está en condiciones de estrés hídrico.

Uno de los problemas de la escasez del agua radica en la mala distribución, sólo el 12 por ciento de la población mundial consume el 85 por ciento de agua potable. Y aunque se han desarrollado importantes técnicas de desalinización del agua del mar, por diversas circunstancias no parecen ser la solución.

El Foro Económico Mundial recientemente señaló que México se encuentra en el quinto lugar entre los países que tiene el más alto consumo del vital líquido. Algunos expertos afirman que se desperdicia el 40 por ciento del agua, por el descuido del gobierno en renovar las tuberías y también por el dispendio de la población. Por lo demás, nuestra legislación deja mucho que desear, y al margen de ella reina la corrupción.

José César Lima Cervantes experto en el tópico del agua en México, en un minucioso ensayo, nos recuerda que el derecho al acceso al agua potable fue establecido en el artículo cuarto, párrafo sexto en la Reforma Constitucional del 8 de febrero de 2012, en el que se abre la posibilidad de cierta “privatización” que de algún modo ya se encontraba en la Ley de Aguas Nacionales (LAN, 1992). Asimismo, en la regulación administrativa (REPDA) aparece el ambiguo “Comité de Agua Potable”. Lo mínimo que se puede decir de la regulación de estos comités es que es incompleta.

Ahora bien, entre otras irregularidades, el maestro Lima concluye que las concesiones que la autoridad administrativa concede a dichos comités son ilegales, puesto que estos organismos no pueden disponer del uso público, ni del doméstico.

En 2015 el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) David Korenfeld redactó un proyecto de ley privatizador. Korenfeld tuvo que renunciar por el uso indebido de vehículos oficiales y el proyecto se congeló. Actualmente se está legislando en el Congreso de la Unión el borrador de la iniciativa de Ley de Aguas Nacionales, del diputado del PRI, José Ignacio Pichardo.

Esta Ley que podría ser aprobada fast track, es básicamente una copia ampliada de la Ley Korenfeld.

El colmo de esta dramática situación se dio el 5 de junio del presente, cuando el gobierno promulgó una decena de decretos que suprimen la protección de importantes cuencas hídricas del país y concede su uso, en parte, a agentes privados. La Conagua ha hecho una apología de estos decretos, como concesiones de “utilidad pública”. Sin embargo, un numeroso grupo de expertos cuestionan estas medidas. La Coordinadora Nacional de Agua para Todos que cuenta con cerca de 30 organizaciones en todo el país, denuncia que se van a beneficiar empresas mineras y petroleras en perjuicio de los derechos de los pueblos indígenas y comunidades rurales.

María Luisa Torregrosa de FLACSO, Karina Kloster de la Universidad Autónoma de la CDMX y Elena Burns de la UAM, critican fuertemente esta medida. Rodrigo Gutiérrez del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, también experto sobre el derecho al agua, denuncia que se ha dado un peligroso paso hacia la privatización de este recurso (El País 20/06/2018). El Dr. José Antonio Gómez Reyna investigador de la Universidad de Guadalajara, señala que estas “concesiones” pueden dejar sin agua al campo. En España se trató de hacer lo mismo y se encontraron tantos obstáculos que tuvo que suprimirse el proyecto. Gómez Reyna señala que varios ríos del país están contaminados, y al parecer hasta ahora no se ha sancionado a los infractores. Conviene señalar también que algunas poblaciones del país y delegaciones como Iztapalapa en la CDMX, padecen escasez de agua para el consumo doméstico. Generalmente estas “concesiones” podrían otorgarse a empresas trasnacionales, como en el caso de la cervecería Constellation Brands en Mexicali, B.C., que está ocasionando muchos conflictos. ¿Existen, en todo esto, intereses turbios?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.