Opinión

Vecinos

 
1
 

 

Tráfico.

Gil leyó con los ojos de plato que después de ocho horas de bloqueo en la autopista México-Puebla, la circulación se reestableció. ¿Qué cosa tan grave y terrible ocurrió para que una de las salidas y entradas a la Ciudad de México fuera sellada? Pues resulta que los vecinos de la colonia El Molino, en Ixtapaluca, exigían un puente peatonal. Como lo oyen: un puente peatonal que comunique a El Molino con la carretera a Puebla.

En algún momento, la Policía Federal llegó al lugar de los desesperantes hechos, pero nada hizo como no fuera observar el espectáculo de una carretera bloqueada en ambos sentidos norte-sur, sur-norte o como usted diga y mande.

Los vecinos exigen un puente peatonal, bien. Le urge un puente peatonal al vecindario, correcto. Consideran que las autoridades del Estado de México han sido al menos lentas, omisas: malo, muy malo. Idea: tapamos la carretera como se hace dos veces a la semana en la Ciudad de México y listo. ¿Y quiénes van y vienen, personas como usted que trabajan y necesitan llegar a su lugar de trabajo, a casa de un familiar, a un hospital, a una escuela? Pues dirán la misa, pero nosotros le ponemos un tapón a la carretera ocho horas.

Bien. Entonces a todos y cada uno de los desafortunados viajeros que entraban a la ciudad o salían de ella, les importa una almendra aquel puente vecinal. De hecho debieron exigir en motín ciudadano que la Policía quitara a empujones y si fuera necesario a garrotazos a esos vecinos. Ah, Gamés violento, infractor de las buenas conciencias, infame neoliberal. Mju. O sea, quienes bloquean las carreteras son los buenos; quienes pierden horas y horas atrapados en un coche, esos no son nadie. Gil caminó sobre la duela de cedro blanco y se dio un tope en el muro sur del amplísimo estudio. Qué difícil es todo.

TLÁHUAC
Oigan esto por piedá: un grupo de manifestantes bloqueó avenida Tláhuac en ambos sentidos. Los carriles laterales de Viaducto y Agrarismo fueron cerrados, informó la Secretaría de Seguridad. Qué bueno que informen, pero, una pregunta: ¿A ustedes les pagan por informar de los bloqueos? Porque de ser así, Gil quiere trabajar de informador con ustedes, un trabajo arriesgado, pero alguien tiene que hacerlo: informo que cien manifestantes han bloqueado avenida Tláhuac. Que esfuerzo más serio.

Y a todo esto, ¿qué querían los manifestantes? Agua. Que les llegue agua a sus casas. No es un motivo menor para la protesta, pero de nuevo: ¿a un automovilista le parecerá causa importante quedarse tres horas dentro de su coche porque la señora Chencha no tiene agua? La verdad, no.

Por cierto, los manifestantes eran encabezados por Crecencio Morales, candidato a la jefatura delegacional del PRD. Los vecinos llegaron a las cuatro de la mañana; a las siete, el dirigente del Barzón Popular explicó que a los vecinos les falta el agua. Ya salió el peine. ¿Desplazó la policía a los vecinos perredistas? No. ¿Intentaron al menos quitarlos de la vía pública? No.

SOLUCIÓN
Gil lo leyó en su periódico Milenio en una nota de Blanca Valadez: “una de las formas más placenteras de bajar de peso y estar en forma es mantener relaciones sexuales entre dos y tres veces por semana, ya que durante una sesión, que dura aproximadamente 25 minutos, se pueden quemar un máximo de 200 calorías”. Así lo asegura la sexóloga Teresa Flores, directora del Boston Medical Group.

Vecinos y vecinas, hay cosas más interesantes que hacer en lugar de fastidiar al prójimo. Dense un gusto y bajen de peso. Imaginen ustedes unas buenas 300 calorías al día, sin bloqueos. Cuando las personas se aburren, la cabeza da vueltas.

Gamés se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: sólo la norma hace iguales a vecinos y ciudadanos, sin norma todo se desvanece. Usted puede quedarse tres horas en una calle bloqueada e inmediatamente después ser multado por poner una llanta en una raya blanca. ¿Así es la cosa?

La máxima de Paul Auster espetó dentro del ático de las frases célebres: “Si la justicia existe tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Activistas
Breve colección de delirios
Reyes Heroles