Opinión

Van por Pymes sustentables en la CDMX

 
1
 

 

CDMX

EL Gobierno de la Ciudad de México acaba de anunciar la creación de una oficina de Sustentabilidad Energética con miras a cumplir lo comprometido por la Ciudad ante el Acuerdo de París 2015. Busca el acuerdo, internacional, combatir el cambio climático y el gran reto será 'subir' a las Pymes a una profunda transformación en la óptica de cómo hacer negocios.

Puedo afirmarle que sobre el escritorio de Miguel Ángel Mancera está una tarjeta con tres posibles nombres de los especialistas que habrán de contar con la posibilidad de estrenar responsabilidad en mayo, cuando teóricamente será dado a conocer a los responsables de la oficina principal y de los dos directores que le reporten.

Mientras tanto, la oficina del secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski y en específico la del subsecretario Ricardo Becerra realizarán las adecuaciones de forma necesarias antes de que se dé a conocer el nombre del titular de este puesto estratégico.

La oficina de la Dirección General de Sustentabilidad Energética de la CDMX, que reportará al secretario del ramo, tendrá dos direcciones específicas. Una de ellas encargada de vincular a las empresas con instrumentos de apoyo para la inversión en energías limpias; la segunda cumplirá la función de ser enlace con proyectos de inversión en sustentabilidad energética.

Se procura el impulso a la actividad empresarial fundamentalmente orientada hacia la transición de energías limpias. Se tendrá en lo sucesivo que difundir y promover la adopción de instrumentos de asesoría técnica y financiera para promover proyectos de inversión en el sector de energías renovables de la CDMX.

Serán lanzados estímulos a la inversión en energías renovables y el desarrollo económico sustentable. No podrá ser visto el esfuerzo como una moda si no desean que sean tan atractivos los estímulos que el sector empresarial de la capital los vea como una verdadera oportunidad de negocio.

Deberá realizarse un registro de energías limpias de la CDMX.

El asunto no es fácil ciertamente. Será uno de los retos más complejos de abordar en el país tomando en cuenta la concentración habitacional así como la presencia de grandes corporativos que quizá sean los más fáciles de 'evangelizar' porque debe suponerse que las grandes empresas ya tienen políticas específicas para demostrar su viabilidad sustentable. El problema lo van a tener, por su extensión, diversidad y complejidad, con los pequeños negocios.

Se tiene contemplado la conformación de una serie de programas hacia las micro, pequeña y mediana empresas para acercarlas hacia la eficiencia energética y la aplicación de esquemas tecnológicos que las conviertan progresivamente hacia patrones de sustentabilidad.

Habrá para toda empresa esquemas de orientación pero también para determinados sectores, como es el caso de las tortillerías y molinos, hacia patrones tecnológicos y hábitos de funcionamiento que reduzcan su huella ambiental. Para el caso de los vehículos de servicios públicos, espacios públicos y proyectos específicos (como puede anotarse un cluster de empresas vinculadas con la producción de alimentos).

Desde luego que todo esfuerzo capitalino tanto de transporte urbano, el Sistema de Transporte Colectivo o el Metrobus abona al esfuerzo. Los sistemas de transportes ligeros también están contemplados para incorporarse en este reto.

El marco normativo se encuentra en la Ley para el Desarrollo Económico de la CDMX (2014), la Ley para la Transición Energética (2015) y la Constitución de la CDMX (2018).

Correo: etj@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
¿Sólo un diploma y una foto?
Pymes de España y México, en reconocimiento de su potencial
Pátzcuaro replantea su perfil turístico