Opinión

Una revisión de aspectos claves para los mercados financieros

1
 

 

Grecia

1.- Desaceleración en EU y las tasas. Las últimas cifras de Estados Unidos muestran cierta desaceleración, particularmente el empleo, que presentó una creación de tan sólo 126 mil plazas en marzo. Esto generó una reacción positiva en los mercados globales ante el posible diferimiento de la decisión de incrementar las tasas de referencia por parte de la Fed.

La desaceleración se atribuye al fuerte invierno que se prolongó hasta finales de marzo, al fortalecimiento exagerado del dólar y a la caída de los precios del petróleo. Si las cifras de empleo de abril, que conoceremos el próximo 8 de mayo, son fuertes, los mercados volverán a ajustarse. Vemos una próxima aceleración moderada en la economía estadounidense como el escenario más probable. Seguimos pensando que el primer incremento de las tasas se dará en septiembre, y vemos un proceso gradual de normalización de tasas.

2.- La inyección de liquidez de los bancos Europeo y de Japón es exagerada. La cantidad de dinero creado por el Banco Central Europeo y por el Banco de Japón suma 1.4 billones de dólares al año, lo que implica una constante presión de revaluación del dólar; la caída en los precios de las materias primas; bajas tasas de interés a largo plazo, particularmente de los bonos gubernamentales de Europa, Japón y de EU, y la tendencia alcista en los precios de las acciones. Tasas negativas en los bonos alemanes y suizos demuestran que hay más dinero que papel emitido por los gobiernos.

3.- Grecia, ¿rescatado o expulsado? En cuanto a Grecia, el próximo 24 de abril se tiene la reunión de secretarios de Finanzas de la Zona Euro, en donde se pretende concretar un segundo paquete de rescate. Grecia ofrece lanzar reformas tendientes a eliminar la evasión fiscal y hacer privatizaciones. El reto es obtener la aprobación en el Parlamento ya que esto podría tirar al gobierno.

4.- Petróleo repuntando; ¿podría Irán volver a tirarlo? En el mercado de petróleo, Arabia ha anunciado sobreprecios en sus crudos por segundo mes consecutivo. La producción estadounidense está a punto de disminuir. El acuerdo en principio entre el grupo 5+1 e Irán tiene que aprobarse para el próximo junio por el Congreso de EU para levantar las sanciones económicas que mantiene desde hace una década y podría implicar un incremento en la oferta de petróleo, pero para 2016.

5.- Brasil, ¿nuevo efecto samba? En cuanto a Brasil, atraviesa por una compleja situación en la que se combina una severa crisis económica con una crisis política. La popularidad de Roussef ha caído a sólo 13 por ciento. El pasado fin de semana se presentó una tercera manifestación masiva contra el gobierno. La política de austeridad fiscal está tratando de corregir las decisiones erróneas del pasado, que le costaron una rebaja de sus calificaciones, pero está generando una recesión. La caída generalizada de los precios de las materias primas y la desaceleración de China y de Europa le afectan severamente.

Financieramente, Brasil cuenta con reservas internacionales por más de 352 mil millones de dólares, aunque con una deuda total (pública y privada) cercana a los 750 mil millones. Vemos probable que la crisis política se profundice, pero no vemos un default de su deuda.

6.- En México repunta el mercado interno. ¿Es sostenible? ¿Viene más inflación? En México tuvimos una inflación de 3.14 por ciento anual en marzo, afectada principalmente por el incremento en el precio del jitomate. A marzo no se perciben todavía efectos de orden secundario en los precios de los productos finales del incremento en el tipo de cambio.

Estamos estimando un incremento en el IGAE de febrero de 3.4 por ciento y de 3.3 por ciento en marzo, con lo que el crecimiento del PIB al primer trimestre podría ubicarse en 2.9 por ciento anual. Destaca la recuperación del mercado interno en estos dos últimos meses, lo que se atribuye a un incremento en el empleo formal de 4.0 por ciento, al mayor crédito al consumo, a un fuerte gasto público que se disparó entre noviembre y enero, al mayor flujo de remesas. Pero no vemos que esto sea sostenible. Pero la Bolsa puede alcanzar los máximos históricos por buenos reportes de las empresas al primer trimestre y los buenos datos que conoceremos.

Twitter: @ErnestoOFarrill

También te puede interesar:
El PIB al primer trimestre podría haber crecido 2.9 por ciento
Economía mexicana podría haber crecido 3.4% en febrero
Janet Yellen vuelve a destapar la incertidumbre