Opinión

Un trimestre Conesa

 

 

1
 

 

De Jefes.

Esta semana arranca la temporada de reportes de empresas en México y tres factores dejaron cicatriz en el trimestre: la depreciación del peso frente al dólar, la baja de casi 30 por ciento en el precio de los commodities y la mejora del consumo.

Parecería que nadie se salvó, pero ojo. Un sondeo de Bloomberg con analistas revela que los ingresos, el flujo operativo y la utilidad neta del tercer cuarto de 2015 mostrarán crecimientos para una muestra de 52 empresas. ¿De cuánto? De un promedio de 7.0, 10 y 19 por ciento, respectivamente en esos rubros.

En transporte prevén que Volaris, que dirige Enrique Beltranena, duplique su EBITDA y que Aeroméxico, la líder del sector, que comanda Andrés Conesa, lo eleve 69 por ciento.

Además de que los grupos aeroportuarios mantendrían aumentos de doble dígito, apoyados por el menor precio de la turbosina y el buen desempeño del tráfico de pasaje.

Del lado del consumo, destacarán Alsea, con la integración de Vips y Zena; además del embotellador de Pepsi, Cultiba.

Apueste en la oficina, los reportes pueden cambiar las valuaciones de las emisoras e incidir en la Bolsa.

No hacen química
Pemex y los químicos del país tienen que sentarse a platicar. Eso podría ocurrir el jueves durante el XLVII Foro de la Asociación Nacional de la Industria Química.

Esta vez lo titularon “Oportunidades de la industria energética, petroquímica y química en México”.

El organismo que preside Patricio Gutiérrez Fernández, quien también es consejero de Grupo Idesa y vicepresidente de la alianza Braskem-Idesa, discutirá un tema crucial: la menor proveeduría de insumos por parte de Pemex, que les ha llevado a reducir sus volúmenes de producción.

Recuerde que este gremio incluso ya tuvo que despedir personal y no pueden esperar mucho a los primeros efectos de la reforma energética, por lo que a esta reunión asistirán Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, y Emilio Lozoya, director general de Pemex. Quizá se acerque una solución.

Atlacomulco, ‘El Cuau’ y su 4G
A ver, fíjese en la pantalla de su celular. ¿Dice ahí que está conectado en 4G LTE? Es que usted no vive en Atlacomulco ni en Cuernavaca, ahí en donde pronto gobernará un exfutbolista.

Para no ingenieros: la red 4G LTE triplica la cantidad de gente que puede atender cada antena de la telefónica y le ofrece en su celular el equivalente a la velocidad de transmisión de datos que tiene usted en casa.

El fin de semana AT&T, la empresa estadounidense comandada en México por Thaddeus Arroyo informó lo que adelantó su CEO Randall Stephenson a EL FINANCIERO en enero: que vienen por el liderato de en móviles.

Divulgó que su red 4G LTE ya opera en Atlacomulco, Estado de México; Cuernavaca y Cuautla, Morelos; y Pachuca, Tulancingo y Tepeji, en Hidalgo. Si usted habita una de estas ciudades y tiene un smartphone Iusacell o Nextel, empresas propiedad de AT&T, cuéntenos cómo le va.

Para los demás, el 4G va en camino y antes de que acabe 2018 habrá para todos, prometen.

También te puede interesar: 
Rassini, con frenos a prueba de VW
Nadella, muy ‘Gallo’
¿Ronda Alfa?