Opinión

Un mejor verano en la economía

Dice el adagio que una golondrina no hace verano, y hay toda la razón en ello.

Ni México se perfila como campeón del mundo en futbol por haber ganado a Croacia ni un dato bueno es suficiente para pensar en una mejor perspectiva para la economía.

Pero, este verano, cuya primera semana estamos viviendo, ya lleva consigo “varias golondrinas”, tanto en resultados de futbol como en indicadores económicos.

De los primeros ya hemos hablado, veamos ahora cuáles son los que podrían anticipar una mejor suerte para nuestra economía en los siguientes meses.

1.- La venta de casas nuevas en Estados Unidos dio un salto de 18.6 por ciento en mayo respecto a abril. Se trata del mayor incremento mensual desde enero de 1992. La cifra de 504 mil casas nuevas vendidas el mes pasado es superior en 17 por ciento al promedio mensual de 2013, y también al de todos los años desde 2008. Pero los expertos llaman a la prudencia y prefieren esperar que haya dos o tres meses con buenos números antes de “cantar” un repunte visible en este sector.

Por cierto, mayor venta de casas nuevas significa mayor demanda de productos para la construcción, lo que favorece a cementeras, vidrieras, siderúrgicas, lo que es buena noticia para el sector industrial mexicano.

2.- El índice de confianza de los consumidores en Estados Unidos (EU) alcanzó en junio una marca de 85.2 puntos, lo que significa que está en el nivel más alto desde enero de 2008. Todavía en 2011, este indicador estuvo en niveles de 40 puntos. Tan difícil ha sido su recuperación, pero todo indica que hoy sí existe una tendencia más firme al alza.

Parte de esta historia tiene que ver con el desendeudamiento de las familias en EU. En 2009 se llegó a pagar en servicio de sus deudas más de 12 por ciento de su ingreso disponible, hoy la cifra ya está en 9.94 por ciento y sigue a la baja, lo que la coloca en el punto más bajo en 20 años. Más confianza significa más gasto de los consumidores y por lo tanto más importaciones provenientes de México. Otra buena noticia para la industria establecida en nuestro país.

3.- En abril el índice global de actividad económica en México aumentó en 1.25 por ciento respecto a marzo; a cifras desestacionalizadas un incremento destacado para un solo mes. La variación anual calculada con la misma serie, marca un alza de 2.9 por ciento, que es más o menos la velocidad que la economía puede tener en el segundo trimestre. Claro que como todo índice general, refleja una mejor condición de la industria por su vínculo con la exportación.

4.- Las ventas minoristas en México crecieron en abril 1.1 por ciento respecto a marzo. Aunque la cifra parece muy pequeña, estaría reflejando un cambio de tendencia finalmente. En términos anuales el crecimiento es de 1.9 por ciento, lo que marcaría el ritmo al que ya puede estarse moviendo el comercio interno, más bajo que la economía pero ya con una clara tendencia positiva.

Veremos si el verano nos trae otras golondrinas.

Twitter: @E_Q_