Opinión

Un litro de petróleo:
3.51 pesos

1
 

 

[Bloomberg] Agencia Internacional de Energía recortó su pronóstico de demanda mundial de petróleo para 2013. 

Ayer, informó Pemex que el precio del barril de petróleo quedó en 38.11 dólares para la mezcla mexicana de exportación.

Si realmente se exportara el petróleo en “barriles” reales, nada difícil sería que el contenedor costara más que el contenido.

De hecho, sólo como pura referencia, dado que el barril equivale aproximadamente a 159 litros, podemos calcular que el precio del crudo mexicano terminó ayer en 0.239 dólares por litro. O, si lo convertimos a pesos al tipo de cambio al mayoreo, tenemos que el litro de petróleo crudo se ubicó en 3.51 pesos.

Sólo como punto de comparación, el litro de leche ya cuesta 4.3 veces más que el de petróleo, a 15 pesos aproximadamente en el caso de la leche entera. Vaya, hasta el litro de agua envasada está aproximadamente en 6.80 pesos por litro, es decir, casi al doble que el precio del crudo.

Claro que nadie va a prepararse una bebida con petróleo o lo va a usar para quitarse la sed, pero refleja claramente el nivel tan bajo al que ha caído su cotización.

El mercado petrolero está rompiendo prácticamente todos los parámetros. Ayer por la noche, en los mercados que seguían abiertos, el precio del WTI se ubicaba en 45.4 dólares por barril.

En su impresionante carrera a la baja, el descenso es ya de 50 por ciento respecto al nivel que tenía apenas hace cuatro meses, el 13 de septiembre del año pasado.

Pero, así como no hubo un pronóstico que adelantara una tendencia bajista tan marcada, ahora tampoco hay claridad de hasta dónde va a llegar.

Ya hay quien habla de que los crudos marcadores, como el WTI o el Brent, podrían estar en 30 dólares por tonel dentro de algunas semanas, lo que implicaría que el petróleo mexicano podría cotizarse por debajo de 25 dólares.

Sin embargo, a estas alturas, ya nadie sabe a ciencia cierta cuál es el mejor pronóstico.

Como le he comentado en diversas ocasiones, con los nuevos niveles el precio del petróleo se puede ver como un barril “medio vacío”... o “medio lleno”.

Se puede ver como un estímulo a la actividad económica o como un golpe a las finanzas públicas.

Yo le diría que para el corto plazo, pese al ruido que se ha hecho por la baja, para México lo dominante es el barril medio lleno. Ya le comentaba ayer que incluso antes de usar las coberturas, no pareciera haber un problema de gran escala.

Sin embargo, las cosas pueden ser diferentes para el mediano plazo. En ese caso, quizá predomine el barril “medio vacío”. Las razones son dos.

Primero, para el próximo año, 2016, ya no se conseguirán las coberturas de 76 dólares. Si las cosas siguen como van, tal vez sean de 45 dólares. Y entonces sí tendremos un golpe mayor sobre las finanzas públicas. Lo segundo es que, dígase lo que se diga, con esos precios van a perder atractivo muchos proyectos petroleros, de todos lados.

Lo singular es que en México apenas estamos empezando a licitarlos. Ni modo. Es el entorno internacional.

Los tiempos no van a ser sencillos y con ellos habrá que lidiar. Hay que prepararnos.

Twitter: @E_Q_