Opinión

Un coloquio cultural de altos vuelos

 
1
 

 

Miguel de Cervantes. (AP)

A la memoria de Juan Molinar Horcasitas

La próxima semana, del lunes 25 al viernes 29 de mayo, se llevará a cabo en la ciudad de Guanajuato una serie de jornadas culturales de primerísima calidad. Se trata de la edición número 25 del Coloquio Cervantino Internacional, al que no hay que confundir con el Festival del mismo nombre y que en la misma ciudad tiene lugar también cada año por el mes de octubre.

Aunque de corte cultural ambos, Festival y Coloquio, su tipo y estilo son diferentes. El Coloquio, igual que el Festival, está auspiciado por el gobierno de ese estado, pero cuenta además con el patrocinio de las asociaciones civiles Fundación Cervantina de México y Centro de Estudios Cervantinos, del que forma parte el famoso Museo Iconográfico del Quijote, con asiento en Guanajuato capital, así como de la Universidad de Guanajuato.

Desde 1987 se han llevado a cabo estos Coloquios Cervantinos, eventos culturales de relevancia internacional sobre la obra, vigencia y trascendencia del más grande escritor de todos los tiempos. En espléndido ambiente, reúnen cada año estos Coloquios a estudiosos de la obra de Miguel de Cervantes -en particular de El Quijote- con el propósito de difundirla, promoverla y compartir su pasión por ella. Nacieron a iniciativa y por la generosidad de Eulalio Ferrer, a la vez mexicano y español, cervantista insigne fallecido en marzo de 2009.

En los cinco días del Coloquio se dictarán catorce conferencias magistrales, que verdaderamente lo serán y no como ahora que se ha vuelto costumbre denominar “magistral” a cuanta conferencia se anuncia. Con excepción del lunes, serán pues tres conferencias por día, dos matutinas y una vespertina, a cargo de reconocidos expositores, todos ellos con bien ganado prestigio internacional, entre quienes se encuentra el escritor mexicano Ignacio Padilla. Participarán como conferenciantes los reconocidos cervantistas Carlos Alvar, director de la Gran Enciclopedia Cervantina (que a la fecha lleva ocho volúmenes publicados), Florencio Sevilla Arroyo, Antonio Rey Hazas, Javier Blasco y Ruth Fine (de Israel).

Vale la pena mencionar que el programa incluye, además de diarias visitas guiadas por el Museo Iconográfico del Quijote, el jueves 28 la presentación del libro Las estructuras simbólico imaginarias del Quijote: sistema expresivo y valor poético, por su autor Luis Carlos Salazar Quintana, doctor en literatura española y profesor investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

Adicionalmente, en cada una de las cinco noches del Coloquio se llevará a cabo una actividad artística de primera categoría (música, teatro, entremeses en la Plaza de San Roque), para culminar el viernes con un concierto especial de clausura a cargo de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato, que esa noche dirigirá el maestro lagunero Ramón Shade.

En resumen y como digno marco para festejar en México el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote, tenemos este Coloquio Cervantino con un programa espléndido, muy completo y de verdadera categoría. Las actividades del lunes en el maravilloso Teatro Juárez y los demás días en los Teatros Cervantes y Principal. Pero además, como siempre en estos Coloquios, la entrada a todos los eventos es libre.

También te puede interesar

Los gobernadores y el poder presidencial

El ejercicio de debatir por tv

Cervantes, salvador de la lengua española